Militarizaciones

EVO_MILITARES1 Varios anuncios presidenciales en los últimos días parecen apuntar a una creciente concesión de “áreas de influencia” a las Fuerzas Armadas, quizás con el objetivo de asegurar su alineamiento en futuras crisis políticas.

Por una parte, el presidente anticipó la militarización del TIPNIS “para garantizar su intangibilidad”. Lo que podría estar detrás de esto es la intención de establecer un control político-territorial más firme sobre la zona, incluyendo una probable persecución a dirigentes indígenas, para luego reincidir en el polémico proyecto vial Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Al mismo tiempo, Evo anunció que “La Armada sacará el hierro del Mutún”, a manera de señuelo económico para galvanizar al Alto Mando.



Además, el primer mandatario ha intentado seducir al estamento militar con un discurso demagógico, diciendo que “deben prepararse para el retorno al mar con soberanía”.

En definitiva, lo que sucede es que el régimen ha perdido sus bases sociales, su popularidad y su imagen internacional, además de haber debilitado seriamente su mando sobre las fuerzas policiales.

Ecuación que, en caso de un próximo “gasolinazo” o cualquier otro conflicto de magnitud, podría acabar poniendo en riesgo la continuidad de la administración evista.

Queda, por tanto, como penúltima carta reforzar el “Pacto Cocalero-Militar” que articula a la narco-burguesía del Chapare con algunos sectores castrenses…

Hacia la Cumbre Cocalera

Mientras tanto, el gobierno sigue sus preparativos para la “Cumbre Social” de diciembre, en la cual se “informará” sobre el imperativo de ajustar los precios internos de los combustibles, además de insistir en la necesidad de la carretera por el TIPNIS.

Lo previsible es que el evento se convierta en una Cumbre Cocalera, toda vez que los sectores participantes serían los colonizadores, la CSUTCB y la Federación “Bartolina Sisa”, simples tentáculos o desdoblamientos de los productores de coca-para-cocaína…

Llajuaína

No podía pasar otro día sin que el jefe del Estado Plurinacional nos divirtiera/avergonzara/indignara con una nueva evada.

Dijo Evo que la cocaína es “como la llajua”, porque “comes la llajua, cuando te pica quieres más llajua, debe ser así la cocaína, el exceso de llajua te hace daño, pero (aunque) está picando (se quiere) más llajua, más llajua”.

Sólo esperemos que el presidente no acabe sustituyendo a la FELCN por una Fuerza Especial de Lucha Contra la Llajua…

[email protected]