Para combatir delitos, Brasil militariza frontera con Bolivia

PREVENCION. Se trata de “la mayor acción conjunta de las Fuerzas Armadas en la región fronteriza” para combatir, especialmente, el narcotráfico y el contrabando, señala un comunicado del Ministerio de Defensa de Brasil.

bloqueocoroma48bloqueocoroma49 

El Ministerio de Defensa de Brasil desplazó alrededor de 6.500 militares a su frontera con Perú, Bolivia y Paraguay, que consta de una distancia de aproximados 6.977 kilómetros.
De acuerdo a un comunicado de esta cartera de Estado, publicado en su portal web, este operativo es realizando en el marco del Plan Estratégico de la Frontera (PEF), lanzada en junio pasado por la presidenta Dilma Rousseff.
“Es la mayor acción conjunta de las Fuerzas Armadas en la región fronteriza, con la movilización de tropas y medios en un rango que abarca cinco estados de Brasil: Amazonas, Acre, Rondonia, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul”, señala el comunicado.
De acuerdo con la agencia de noticias de Brasil, el operativo contará con el apoyo de 57 aviones y de 10 barcos que patrullarán, incluso, los ríos fronterizos, sobre todo para combatir el tráfico de drogas y el contrabando que son los delitos más comunes en la frontera brasileña.



URUGUAY
De acuerdo a un reporte de elpaís.com.uy, el vecino país en los primeros días de noviembre ya había movilizado tres mil militares hacia límites con Uruguay y Paraguay
Por tercera vez en el año.
Brasil decidió blindar sus fronteras con Uruguay y Paraguay para combatir el contrabando y, al mismo tiempo, realizar tareas de inteligencia contra organizaciones de narcos. Movilizaron cerca de 3.000 efectivos.
Los controles en las rutas fronterizas se realizaron con tanques de guerra, camionetas y escuadrones con decenas de efectivos munidos de armas largas. Las operaciones duraron hasta el 17 de noviembre aproximadamente
Según elpaís.com.uy que consultó fuentes del Comando Militar del Sur del Ejército brasileño señalaron a El País que la operación militar “Frontera Sur II-2011″ procura detener el elevado contrabando proveniente de Uruguay por los pasos de frontera en Artigas, Rivera y Cerro Largo, y de Paraguay (por Ciudad del Este).
Agregaron que, en colaboración con la Policía Federal (PF), la Receita Federal (Impositiva) y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) se realizan controles en las rutas cerca de la frontera para impedir el tráfico de drogas y el trasiego ilegal de animales exóticos.
Según el Ejército, este tipo de procedimientos procura, además, mejorar la interrelación de los efectivos castrenses norteños con las poblaciones urbanas. “Además de tratarse de una instancia de entrenamiento, también estamos cohibiendo maniobras ilegales como contrabando, tráfico de armas, ingresos de agrotóxicos y droga”, dijo a El País el jefe del Escuadrón del 7° Regimiento de Caballería Mecanizada de Brasil, capitán Rodrigo Dill Pinto.
Esta es la tercera vez que Brasil moviliza tropas en la frontera con Uruguay y Paraguay. La primera ocurrió en julio de este año con la operación “Frontera Sur 1-2011″ y la segunda, con mayor despliegue de hombres y vehículos de guerra, se llamó “Ágata”. Se hizo en septiembre pasado.

CONTROLES
De acuerdo al reporte de ese medio uruguayo, en la frontera Rivera-Livramento, cuatro equipos de 30 militares por turno revisaron uno por uno los autos que circulaban por las rutas BR-158 y 293, situadas en las afueras de la ciudad norteña.
Además, el ejército brasileño comenzó a ejercer nuevamente un riguroso control en la cabecera del puente Mauá que une las ciudades de Yaguarón con Río Branco, en Cerro Largo. Por momentos los controles se trasladaron a otro de los puntos estratégicos en la zona fronteriza que está a 5 km del puente en la ruta que va a Pelotas, lugar donde acamparon.
A todo esto los comerciantes uruguayos de Río Branco que dependen exclusivamente de los brasileños para vender, establecieron que estas medidas “ahuyentan a los potenciales turistas que vienen de paseo y de compras a Uruguay”.
En Livramento, la presencia de efectivos castrenses, al igual que en operaciones anteriores, “termina afectando al comercio de Rivera”, afirmó un empresario. Agregó que “los compradores se muestran renuentes” ante la presencia militar.
A Brasil le preocupa el incremento del contrabando proveniente de Uruguay. A través de Rivera, Artigas y Cerro Largo pasan miles de litros de productos químicos de contrabando para los cultivos, fundamentalmente de soja. Los precios de esas sustancias en Uruguay son sensiblemente más baratos que en Argentina y Brasil, afirmaron a El País fuentes policiales.
Además, en Brasil hay inquietud por el tráfico ilegal de mercaderías provenientes de los free shops uruguayos. Organizaciones delictivas acopian whisky y perfumes adquiridos en ciudades uruguayas en depósitos del lado brasileño y luego los trasladan a supermercados de Porto Alegre y San Pablo. Operaciones de la Policía Federal (PF) brasileña ha desarticulado varias bandas que se dedican a estos ilícitos.

Fuente. La Estrella del Oriente / Producción: Freddy Fernández (Rivera) y Néstor Araújo (Cerro Largo). Agencias y Redacción