Pausa en diálogo Oruro-Potosí; gestionan el retorno de Coroma

Tensión. Coromeños abandonaron la cita con denuncias de amenazas y parcialidad. El diálogo de límites entre Oruro y Potosí gestionado por el Ministerio de la Presidencia quedó anoche en cuarto intermedio hasta el lunes, ínterin en el que se procurará el retorno de la representación de Coroma, uno de los actores del conflicto.

image

Bloqueo. Moradores de Coroma en el punto de bloqueo, próximo a su comunidad, que impide el tránsito hacia Uyuni.



La delegación indígena de Potosí abandonó cerca de las 18.45 la cita denunciando parcialización de las autoridades del Gobierno y maltrato verbal y amenazas de la representación orureña.

“Se realizará una nueva convocatoria para el lunes y se ha encargado al Gobierno que realice las gestiones correspondientes para que retornen los delegados de Coroma”, dijo el ministro de la Presidencia, Carlos Romero.

Las comunidades involucradas en el diferendo limítrofe son 36, de las que 26 pertenecen a Potosí, que se disputan la posesión de territorios agrícolas y dos yacimientos de piedra caliza. El problema data del siglo XVIII.

En la reunión, que contó con la presencia de cuatro veedores, entre ellos Yoriko Yasukawa de Naciones Unidas, participaron más de cien personas, la mayoría de Oruro. La cita concluyó alrededor de las 21.30.

Potosí fue representada por la Gobernación, su brigada parlamentaria y las 26 comunidades afectadas, aunque la presentación de este grupo le corresponde a Esteban López, curaca mayor de Coroma, quien abandonó la cita.

“En esta reunión nos amenazaron, nos insultaron. Las autoridades (Romero y la ministra de Autonomías, Claudia Peña)  se parcializaron, dejaron que nos insulten. “Cuando hemos planteado nuestro derecho territorial, nos han dicho que los potosinos deben ser expulsados de Oruro y los coromeños de Challapata”, dijo.

Según Romero, se acordó trabajar sobre dos ejes propuestos por el  Ejecutivo: la verificación del cumplimiento de las actas de pacificación suscritas entre ambos departamentos, y  la elaboración de un proyecto de ley que  establecerá “pasos, plazos, actuaciones y decisiones para resolver el problema limítrofe”. No está descartada que pueda ser una ley especial, una ley corta e incluso la Ley de Unidades Territoriales. “Se ha recomendado que ambos departamentos conformen equipos técnicos”, hasta el lunes, indicó.

Comcipo el actor ausente

El Comité Cívico Potosinista (Comcipo) rehusó participar del diálogo tripartito entre Potosí, Oruro y el Gobierno nacional. Anoche el vicepresidente de la entidad, Jhonny Lally, dijo que sin una legítima representación potosina y de las comunidades afectadas, este esfuerzo está condenado al diálogo.  “El Presidente incumplió su compromiso, dio 15 días para aprobar la Ley Especial. Él no puede tener doble discurso”.

Tomarán medidas hoy

El Comité Cívico Potosinista (Comcipo) se trasladará hoy a la comunidad de Coroma, donde una asamblea decidirá las nuevas medidas de presión que tomará el departamento en defensa de su integridad territorial, informó anoche  en comunicación telefónica Jhonny Llally, vicepresidente de la entidad.

“Vamos a viajar hasta el punto del bloqueo y allí vamos a informar de lo sucedido en La Paz”, agregó.

El curaca mayor de Coroma, Esteban López, dijo en La Paz que pondrá a debate la advertencia de cortar el suministro de energía eléctrica a la empresa minera San Cristóbal. La comunidad más afectada por el conflicto de límites con Quillacas (Oruro) comenzó ayer una huelga indefinida con el bloqueo del camino Uyuni-Challapata y de la línea férrea internacional.

La dirigencia cívica de Potosí desconoció también la legitimidad de los representantes de comunidades campesinas, de la universidad pública, alcaldes y asambleístas presentes en el encuentro interdepartamental propiciado en La Paz por el Ministerio de la Presidencia.

Actores del conflicto opinan

Carlos Romero

Ministro de la Presidencia

“No es sensato que alguien rechace el diálogo, porque rechazarlo significa abrir una compuerta para que el conflicto se resuelva por la vía de facto, y eso no quiere nadie”.

Florencio Apaza

Gobernador suplente de Potosí (MAS)

“Los invitamos a los de Comcipo, pero ellos no asisten y no los podemos obligar. Celestino Condori (su presidente) tiene interés político, porque pretende ser candidato”.

Santos Tito

Gobernador de Oruro (MAS)

“En la reunión se ha concluido que la mejor forma de solucionar el conflicto es llegando a consensos y acuerdos y también que deberían cumplirse las actas de pacificación”.

La Razón – T. Guarachi, D. Barriga – La Paz