Presidente Morales sostiene que la Policía y las FFAA pueden enfrentar al narcotráfico

Reitera que el Gobierno no autorizará el retorno de la agencia antidrogas de EEUU (DEA), y que el Ejército y la Policía pueden enfrentar el tráfico de cocaína en Bolivia. Se aguarda el convenio con Brasil.

Morales asegura que la DEA no volverá a Bolivia

Labor. El Presidente sostiene que la Policía y las FFAA pueden enfrentar al narcotráfico.

La Razón – Ernesto Calizaya



El Gobierno no autorizará el retorno de la agencia antidrogas de EEUU (DEA), a la que acusó de no luchar contra el narcotráfico, sino de controlarlo con fines geopolíticos. El Ejército y la Policía nacional pueden enfrentar el tráfico de cocaína, afirmó el Jefe del Estado.

image Desfile. Soldados del Ejército pasan frente al palco en la Brigada Aérea de El Alto.

El presidente Evo Morales aprovechó el acto por el 201 aniversario del Ejército boliviano para referirse al acuerdo marco que se firmó con Estados Unidos el 7 de noviembre y marcar posición respecto a los alcances del mismo.

“Quiero decirles a las Fuerzas Armadas (FFAA) que dentro de este acuerdo marco de respeto mutuo no está incluido ni el retorno de la DEA de Estados Unidos ni las bases militares en Bolivia”, aseveró Morales en instalaciones del Grupo Aéreo 71 de El Alto.

Adujo que Bolivia es un país digno y que la obligación de todos es garantizar la dignidad y la soberanía de Bolivia, por lo que entregó el mensaje de manera personal: “Jamás en nuestra gestión y jamás por Constitución volverán las bases militares norteamericanas a Bolivia, menos la DEA”.

Retiro. La agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA por su sigla en inglés, Drug Enforcement Administration) fue expulsada de Bolivia en noviembre de 2008.

La decisión de suspender las operaciones de la DEA en Bolivia fue tomada por el Primer Mandatario, luego de acusarla de conspirar contra su gobierno. “Yo me he convencido de que la DEA no luchaba contra el narcotráfico, controlaba el narcotráfico con fines políticos, con fines geopolíticos, eso ha terminado y terminará para siempre”, afirmó y luego destacó que oficiales de las FFAA y de la Policía demostraron capacidad para enfrentar este flagelo.

Reconoció que si no es suficiente la labor que realizan, podría deberse a la carencia de apoyo tecnológico; de ciertos instrumentos, como radares; así como de más equipamiento de la Policía y las FFAA para combatir este mal.

Relaciones. Además, dejó en claro que la firma de restablecimiento de relaciones no significa que deberán prevalecer las normas norteamericanas como pasaba antes. “Ahora, para cualquier norteamericano, aquí rige nuestra Constitución, nuestras normas”, sostuvo. Resaltó que el país dio pasos importantes gracias al trabajo en equipo de la Cancillería. Luego comprometió que Bolivia y sus autoridades siempre tendrán una relación de respeto mutuo con todo el mundo.

“Nadie nos puede privar, nadie nos puede frenar a que no tengamos relaciones de comercio, de cooperación, de inversión, relaciones diplomáticas con todo el mundo”, agregó. La firma de un acuerdo con EEUU, permitiría el regreso de un embajador de ese país, toda vez que el 10 de septiembre de 2008, Philip Goldberg, fue obligado a dejar el país.

‘Bolivia es país víctima de drogas’

Según el vicecanciller Juan Carlos Alurralde, Bolivia no está entre los mayores productores de estupefacientes o sustancias controladas, sino que es “víctima” del tráfico internacional de drogas, debido a la fragilidad de las fronteras, que son difíciles de controlar.

Se aguarda el convenio con Brasil

El acuerdo tripartito que Estados Unidos (EEUU), Bolivia y Brasil proyectan en materia antidroga debe ser definido por éste último, debido a que con la firma del convenio marco con Washington, el pasado 7 de noviembre, ya se lograron acuerdos.

“Por parte de Bolivia y de Estados Unidos ya hemos concluido; la pelota está en la cancha del Brasil, que seguramente está haciendo algunas consultas internas, pero estamos a la espera de que dé la fecha (para la firma de ese acuerdo tripartito)”, declaró el vicecanciller Carlos Alurralde el domingo, tras participar de un programa en medios estatales.

Respecto los alcances que tendría este acuerdo, indicó que se recurriría a tecnología y equipos de EEUU, imágenes de Brasil y Fuerzas de Tarea Conjunta de Bolivia, con las que se pretende concretar proyectos pilotos para control del narcotráfico y la producción de hoja de coca.

El 1 de noviembre, además, llegó a Bolivia el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorín, para aplicar un proyecto conjunto de defensa aérea en la lucha contra el narcotráfico.

Se adelantó que buscan implementar el control de las fronteras mediante Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT), que operarán en los límites con Perú, Brasil y Paraguay. Con esta tecnología, de acuerdo con las autoridades, se logrará frenar también el problema del contrabando. Se tenía previsto iniciar este proyecto en septiembre.