Qananchiri y el “núcleo duro”

AGL Mientras en Bolivia se prepara el Gran Soviet Cocalero de diciembre, el vicepresidente filosofa en tierra de Hugo Chávez.

García Linera (nombre de guerra “Qananchiri”) acudió al VI Foro Internacional de Filosofía Venezuela 2011, donde expuso sus reflexiones sobre “el núcleo duro” del proceso de cambio y acerca de la necesidad de “cabalgar las contradicciones”.

El teórico del marxismo étnico, el socialismo comunitario y el capitalismo andino lanzó un nuevo puñado de tesis desde Maracaibo, señalando que para construir una “hegemonía revolucionaria” debe fortalecerse el “núcleo duro” del gobierno evista, identificado por él con los indígenas y los campesinos, que “van a la vanguardia”.



El ex guerrillero del EGTK se ocupó de interpretar la crisis que ha distanciado a los pueblos originarios del oficialismo, minimizándola como “contradicciones” sobre las que se debe “cabalgar”. Una nueva versión de aquello de las “tensiones creativas de la revolución”.

El pensamiento vicepresidencial también discurrió sobre la dicotomía núcleo duro-expansión: “¿Hasta dónde te expandes? ¿Hasta dónde te contraes? (…) Si te abres demasiado hay el riesgo de hacer demasiadas concesiones que hacen que tu núcleo duro dude que siguen conduciendo el proceso”, dijo, concluyendo que “se debe luchar y luchar hasta que muramos”.

Además, Qananchiri definió al régimen boliviano como “un gobierno que consulta a su pueblo”.

Curiosas reflexiones las del segundo mandatario, bastante desconectadas de la realidad, en cuanto el verdadero “núcleo duro” del proyecto evo-linerista no han resultado ser los indígenas ni los campesinos, sino los cultivadores de coca-para-cocaína del Chapare.

Sobre lo del “gobierno que consulta a su pueblo” huelgan comentarios. Si no, que le pregunten a los pobladores del TIPNIS…

notishots@gmail.com