Sucre: analistas ven tres frentes de raíz oficialista y un solo candidato opositor

SUCRE Tras el incidente entre el candidato del MAS Iván Arciénaga y el ex falangista Horacio Poppe, que se increparon en un improvisado debate en plena plaza 25 de mayo, dos sociólogos coincidieron en que los comicios municipales ya estarían polarizados de no ser porque cinco candidatos dispersan las opciones de la oposición.

“Se han inscrito tantos candidatos de la misma vertiente ideológica, cercana al MAS. Parecería que existe la intención de convertir esta elección en una pulseta entre frentes de izquierda y evitar la polarización entre la candidatura del MAS y la de Poppe, que es la única claramente de oposición”, señaló el analista César Arellano.

El sindicalista de la COD Orlando Hurtado (Movimiento Sin Miedo), el periodista y ex concejal condepista Moisés Torres (Líder), fueron identificados por el sociólogo como cuadros “de vertiente sindical” que tendrían poca distancia de la candidatura oficialista de Arciénaga.



Entretanto, calificó al ex candidato a diputado Jaime Hurtado, postulado por la alianza PAIS-UN, como “factor de dispersión de una oposición sin perspectiva electoral clara”.

Para el también sociólogo Juan José Ayaviri pareciera que existe la intención de dispersar el voto de la oposición entendiendo que el apoyo al MAS no crecerá en Sucre, pero que el voto de los descontentos podría fragmentarse entre cuatro candidaturas que declaran ser de oposición y de las cuales tres tienen vertiente común con el MAS.

“Pese a que varios de los candidatos tienen raíces en el MBL, que fue aliado del MAS, probablemente alguno tenga intención de ser oposición, pero una oposición dentro del modelo plurinacional. Ni el MSM, ni Líder se prestarían a modificar la Constitución evista para garantizar el reconocimiento de Sucre Capital o a demandar que se cumpla el compromiso de traer la sede del Poder Electoral a Sucre”, sostuvo.

Para Ayaviri hay además una “oposición en repliegue” que parece apostar a recuperar espacios como carta de negociación con el gobierno, sin considerar que presentándose sólo logará dispersar el unánime voto nulo de los comicios judiciales.

“Salvo por Poppe, que responde a una corriente ideológica históricamente adversa al actual gobierno, el resto de los candidatos no ha considerado que lo único que harán es dispersar la unidad monolítica del voto nulo que podría reproducirse para la elección unánime de un alcalde de oposición”, dijo.

“Hay una oposición debilitada que habiendo tenido oportunidad no pudieron defender el espacio ganado y optaron por tirar la toalla”, señaló en alusión al candidato de la alianza PAIS-UN que en 2010 postuló al ex alcalde Jaime Barrón.

ANF