Beatos indignados: Paz Vega posa desnuda en una iglesia

La foto polémica

Un objeto de culto. Así es considerado en Alemania el famoso calendario de la empresa Lambertz, una especie de Pirelli teutón, aunque la compañía se dedique a fabricar galletas artesanas y nada tenga que ver con los neumáticos. Este año, la elegida para rendir homenaje a la sensualidad ha sido Paz Vega, quizás por su cercanía con el mito de Carmen, de Merimée, que la firma ha escogido para inspirar su almanaque. Hasta ahí, todo bien. Pero las fotos de la actriz española solo empezaban a dar la vuelta al mundo cuando surgió la polémica.

Desnudos e imágenes religiosas pocas veces pueden ir de la mano sin generar revuelo. Y es justamente lo que ha pasado en Gerena, el pueblo del norte de Sevilla en cuya ermita se captaron algunas de las imágenes.

La mayoría de los vecinos acusan a la actriz y a la empresa alemana de faltar el respeto a sus iconos religiosos más venerados. Lo consideran una ofensa para el pueblo y para su patrona, ya que en una de las fotos, Paz Vega aparece de rodillas en un reclinatorio en posición de rezo y cubierta solamente con una mantilla negra de encaje (que poco deja a la imaginación).



A pesar de que los realizadores del calendario contaban con la autorización de la hermandad que custodia la ermita de la hacienda del Esparragal, donde se hicieron las fotos, la polémica que ha causado ya ha llegado a oídos del Arzobispado de Sevilla. Según publica El Diario de Sevilla, la entidad no ha querido pronunciarse al respecto, pero uno de sus párrocos ha asegurado que les darán explicaciones a los vecinos del pueblo afectado a través de su televisión local.

El calendario se presentó en Berlín el pasado 4 de diciembre y cuenta con las fotos del también español José Manuel Ferrater, que no solo fotografió a la actriz sevillana en la capilla de Gerena, sino también en otros escenarios tan típicamente andaluces como el palacio de la Casa de Pilatos o el hotel Casas de la Judería.

Fuente: www.elpais.com