Conflicto limítrofe: Oruro y Potosí preparan nuevas medidas de presión

El gobierno trasladó un contingente policial a la zona limítrofe.

El diferendo entre ambas regiones derivó ayer en amagos de enfrentamiento: Oruro acusa a comunarios potosinos de haber removido algunos hitos.

image CONGREGACIÓN. Los comunarios de Potosí participan en un reunión, en la que analizan la situación.



El conflicto limítrofe entre Coroma, Potosí, y Quillacas, Oruro, vuelve a generar tensión. Ambos departamentos ejercitarán nuevas medidas de presión en las siguientes horas para que el Gobierno solucione el problema de límites.

El jueves 1, los comunarios de Potosí efectuaron un recorrido por la franja limítrofe y pasaron por las poblaciones de Sevaruyo, Ichalula y otras de la provincia Avaroa, de Oruro, lo que ocasionó la molestia de los orureños, por lo que se dirigieron al lugar, donde hubo algunos amagos de enfrentamientos.

El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, ratificó que el presidente Evo Morales no tiene competencia alguna para intervenir en el diferendo y que los únicos que pueden solucionar son los gobernadores de ambas regiones.

El vicepresidente del Comité Cívico de Oruro, Guido Molina, dijo que los orureños están molestos porque los potosinos removieron los mojones en la franja limítrofe.

“El Gobierno no puede decir que el caso no le compete, ya que la Constitución Política, artículo 298, parágrafo I, numeral 17, señala la elaboración de las cartas cartográficas, que son la base para definir los límites, es una competencia exclusiva del Órgano Ejecutivo”.

El subalcalde de Coroma, Rubén Camata, desmintió que los comunarios de su jurisdicción hayan invadido territorio orureño; no obstante dijo que sólo recorrieron los sitios donde están los mojones, para verificar los límites.

“Nos reuniremos la próxima semana en Coroma para determinar otras acciones de presión. Si el Gobierno no se dirige a la región en conflicto, se radicalizarán las medidas. Se hizo un recorrido por los mojones porque nosotros contamos con la documentación que señala que las tierras son de Coroma”.

La posición del gobierno. Chávez dijo que no hay avasallamientos de parte de los potosinos y que no es desconocido que la zona está en conflicto desde hace siglos. “Queremos que la población entienda que buscamos soluciones a problemas de mucha data. No es un problema que haya generado nuestro Gobierno, y se dijo varias veces que la solución no pasa porque el Gobierno (defina) los límites”.

Explicó que para lograr una solución, hay que cumplir ciertos requisitos, no mencionó cuáles, y redactar la ley pertinente y que por el momento se envió un contingente policial.

Las frases

“No permitiremos que Potosí se aproveche de nosotros con las invasiones”.

Sonia Saavedra / CÍVICA DE ORURO

“Por la demora surgen radicalidades, el Gobierno debe solucionar el problema”.

Eduardo Maldonado / SENADOR MAS

EL conflicto SE DEBE A QUE EN el área LIMÍTROFE HAY piedra caliza. Las comunidades involucradas en el diferendo limítrofe son 36, de las que 26 pertenecen a Potosí, que se disputan la explotación del cerro Pahua, rico en piedra caliza para la producción de cemento, comprometida por el Gobierno, y también la tenencia de territorios agrícolas para la siembra de quinua.

Aunque el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, afirmó, en anteriores días, que el proyecto de la fábrica de cemento a la que aspiran “legítimamente Potosí y Oruro, nada tiene que ver con el conflicto limítrofe”.

La resolución de oruro. En la más reciente asamblea que sostuvieron los representantes del departamento de Oruro, resolvieron exigir el cumplimiento de las actas de pacificación; solicitar la presencia del Estado en la parte del conflicto con más efectivos policiales; organizar medidas de presión, que se iniciarán en las próximas horas, y no renunciar al diálogo.

La Prensa – 3/12/2011