Cumbre paralela: Indígenas invitan a la COB y a gobernadores; cita de Evo sin suficiente respaldo

La cumbre de la Cidob y el Conamaq prevén un cabildo en la plaza de Santa Cruz el 15 de diciembre, mientras oposición dice que la ‘Cumbre social’ del gobierno reunirá solo a los ‘amigos’ de Evo.

image Estrategia. El Gobierno busca acercarse a indígenas y campesinos. Ayer el ministro de Economía, Luis Arce, estuvo en la Cpesc



David Moreno /Agencias, El Deber

Indígenas invitan a la COB y a gobernadores

Cita. La cumbre de la Cidob y el Conamaq prevén un cabildo en la plaza de Santa Cruz. Senador del MAS pide que el encuentro del Gobierno en Cochabamba se postergue.

Los nativos de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (Cidob) y del Concejo Nacional de Ayllus y Markas de Qullasuyu (Conamaq) decidieron invitar a siete gobernadores de Bolivia, y a distintas autoridades nacionales y departamentales, al igual que a las organizaciones sociales y de trabajadores, como la Central Obrera Boliviana (COB), a la cumbre que finalizará con un cabildo en la plaza de Santa Cruz el jueves 15 de diciembre.

Justa Cabrera, dirigente de la Confederación de Mujeres Indígenas de Bolivia, subrayó que ayer tomaron contacto con varias organizaciones sociales del país y que hoy oficializarán las invitaciones por escrito, incluso para los gobernadores de los departamentos donde hay presencia de pueblos indígenas, tanto del oriente como del occidente del país.

La cumbre de los pueblos indígenas de Bolivia se efectuará del 13 al 15 de diciembre, para acordar resoluciones con relación a la temática de tierra y territorio, medioambiente y naturaleza, cambio climático, autodeterminación y autonomía indígena, entre otros temas. El día 15 esas resoluciones serán expuestas junto a las conclusiones que se emitirán en el cabildo social con las organizaciones sociales de Bolivia y las autoridades que asistan.

Por otra parte, el Gobierno busca la presencia activa de sectores indígenas en la cumbre social que alista del 12 al 14 de diciembre en Cochabamba. Ayer, el ministro de Economía, Luis Arce, estuvo presente en la sede de la Central de Pueblo Étnicos de Santa Cruz (Cpesc). En ese lugar se desarrolló un encuentro del Bloque Oriente, que agrupa a las organizaciones sociales compuesta por indígenas, colonizadores, la Federación de Mujeres Bartolina Sisa y la Federación de Comunidades Interculturales.

Este acercamiento del Gobierno con organizaciones indígenas de base de la Cidob ha hecho que, como el caso de la Cpesc e incluso la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), tengan dudas para decidir a cuál cumbre asistir.

Edtih Cuarto, dirigente de la APG, y Otto Chiqueno, de la Cpesc, manifestaron, por separado, que hoy evaluarán este tema y adoptarán una decisión final.

Asimismo, el diputado Javier Zabaleta, que de las filas del MSM se pasó al MAS, dijo que las conclusiones de las cumbres sociales paralelas a la de Cochabamba también serán tomadas en cuenta por el Gobierno.

Aparte de la cumbre indígena también el diputado opositor Andrés Ortega (CN), convocó a otro encuentro paralelo con los partidos políticos de oposición.

Mientras tanto, el senador oficialista Eduardo Maldonado propuso al Gobierno postergar la realización de la cumbre social, para que se pueda elaborar una nueva agenda que incluya la petición de la Central Obrera Boliviana (COB), organización que anunció que no participará de esta cita gubernamental.  

El dirigente de una de las tres COD de Santa Cruz, Mario Vidal, apoyó la iniciativa de Maldonado, pues señaló que los movimientos sociales no pueden pronunciarse de incrementos salariales porque no son asalariados.

El Estado financiará los gastos

Transporte, hospedaje, alimentación y viáticos, son los ítems de mayor gasto que debe erogar el Gobierno para solventar la presencia de los delegados en la cumbre social. El Órgano Ejecutivo moviliza todos sus recursos para garantizar la presencia de los asistentes.

Aunque el viceministro Navarro aseguró que los pasajes y la estadía estarán a cargo de cada uno de los grupos asistentes, ayer la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, afirmó que por tratarse de un evento organizado por el Estado, este debe financiar los gastos que se eroguen.

“Este es un encuentro que tiene que ver con la política pública nacional, porque es un encuentro plurinacional en el que vamos a definir varios aspectos, en lo social, en lo económico, y por supuesto que sí, que no hay ningún inconveniente, son temas del Estado y se pueden utilizar los bienes del Estado”, afirmó la ministra, que dijo que todo estaba cargo del Ministerio de la Presidencia.

Hasta el momento, el Gobierno se niega a revelar el monto de la organización del evento; pero fuentes del propio Ejecutivo informaron que los gastos superan los Bs 500.000.

El dirigente del Conamaq Miguel Arce denunció  que el Gobierno ofrece transporte en las comunidades para trasladar dirigentes. “Están haciendo lo mismo que para el 12 de octubre cuando trasladaron dirigentes a La Paz, como no aceptamos los dirigentes nacionales ahora están tentando a los regionales”, afirmó.

Isaac Ávalos (MAS), que fuera dirigente de la Csutcb, dijo que las organizaciones tienen recursos para este tipo de foros y que en su época de dirigente ellos tenían $us 30 mil  cada año. /Mch

No basta con un día de escuchar

Álvaro Puente / Pedagogo y analista social

Este es el pecado más grave de este Gobierno, no ha sabido escuchar. No ha sabido estar atento a lo que piensa, a lo que necesita y a lo que siente el país. No ha sabido escuchar una sola crítica, no acepta pareceres distintos. Entonces, esa limitante lo ha llevado a una situación muy grave de desprestigio.

Ahora bien, hay un avance, se llama para escuchar, se llama para conocer el parecer de la gente. Pero, llama porque tiene que solucionar dilemas que le queman, como el precio de la gasolina. Pero no, el Gobierno tiene que asumir esa responsabilidad y no echar la culpa a las organizaciones sociales ni a todos los que vayan a opinar allá.

Segundo, es para recuperar el desgaste producido por toda esta gestión, por ejemplo, lo del Tipnis. Tampoco es la manera, se reacciona actuando de otra forma en esos campos. Tercero, no llama a todos. Cuarto, no basta un día de escucha y un día de consulta, es una actitud permanente que debiera tener el Gobierno y no es capaz.

Por eso, por todas estas limitantes que tiene este encuentro, es que hay acciones de rechazo y por eso se dan cumbres paralelas, porque no basta esta convocatoria para demostrar que cambia la actitud y para demostrar que está dispuesto a reconquistar a los sectores que un día trató mal.

La ‘Cumbre social’, sin suficiente respaldo

La COB y los indígenas, ausentes. Varios sectores han dado la espalda al encuentro. Una analista sostiene que no será representativo. Para algunos opositores, Evo está reuniendo solo ‘a sus amigos’.

El Día

La Cumbre Social convocada por el presidente Evo Morales del 12 al 14 de diciembre sufrió ayer un nuevo revés, luego de que los indígenas de tierras altas aglutinados en la Confederación Nacional de Ayllus y Marcas  del Qullasuyo (Conamaq) confirmaron que no asistirán, siguiendo el camino de la Central Obrera Boliviana y de los indígenas de tierras bajas aglutinados en la Cidob.

Se trata de tres importantes organizaciones indígenas y sindicales que en el pasado apoyaron al Gobierno, en el llamado "Pacto de Unidad", del que solo quedan las mujeres "Bartolinas", la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb)y los Interculturales, que son los cultivadores de coca.

"Este país no se construye así. Se construye con la participación de las 36 nacionalidades, de todos los actores (…)", dijo Fernando Vargas, dirigente de la Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), mientras que Nelly Romero, vicepresidente de la

Cidob, convocó a una cumbre paralela que se desarrollará en Santa Cruz el fin de semana, a la que están invitando  los indígenas de tierras bajas y tierras altas.

Asimismo, sectores agremiados en la Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia y en la Asociación Nacional de la Prensa confirmaron que tampoco estarán en el encuentro, a diferencia de empresarios y sectores afines que anunciaron su asistencia.

Postergación. El senador masista, Eduardo Maldonado, propuso cambiar la fecha de la organización de la cumbre y su postura fue secundada  por el diputado masista Juan Carlos Cejas. "No se puede llevar adelante un evento de esta naturaleza con la ausencia de la prensa y la principal organización de los trabajadores que es la Central Obrera", dijo Maldonado.

Sin embargo, el senador masista, Isaac Ávalos salió al paso para afirmar que "la cumbre va, sí o sí" y confirmó que hay más de 420 personas que asistirán.

Amenazas a la COB. La más sentida de las ausencias es la de la COB. El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, manifestó que comete “un gravísimo error” al autoexcluirse de un espacio participativo, democrático, pero su titular, Pedro Montes, respondió ayer que la cumbre no es el lugar adecuado para debatir el tema del aumento salarial.

El analista Carlos Cordero, sin embargo, es de la opinión que los sectores deben participar para hacerse escuchar, situación que no comparten líderes opositores como Juan del Granado del MSM y Samuel Doria Medina del UN, quienes indicaron ayer que al encuentro solo irán "los que profesan el evismo" y "los amigos" de Evo.

Agencias internacionales como EFE, AFP y el portal de Univisión destacan el debilitamiento de la cumbre y la baja popularidad de Evo, que llega al 38%.

Gobierno cubrirá  gastos de alimentación

El Gobierno central informó que pagará la comida de 449 delegados que participarán en el encuentro plurinacional los días 12, 13 y 14 en Cochabamba.

PUNTO DE VISTA

Jimena Costa

Politóloga

‘Solo irán los cocaleros con diferentes nombres’

"Uno escucha noticias y ve que quienes han confirmado su asistencia son los cocaleros, campesinos interculturales y colonizadores. Es decir, cocaleros más cocaleros, más cocaleros con diferentes nombres. Ese pacto de unidad está siendo sustituido cada vez más por un sector orgánico que es el de los cocaleros, porque indígenas de tierras bajas y altas ya no están y tampoco los obreros sindicalizados aglutinados en la COB. Me pregunto por qué no se hace un proceso mas estructural con las regiones, con todos los sectores, inclusive con los partidos políticos minoritarios, como en otras cumbres o convocatorias.