Denuncia. Policía inició represalias contra efectivos que participaron en represión a indígenas

Radio noticias. Fueron destinados a lugares recónditos, no tienen opción a ser transferidos a sus lugares de origen, afectados aseguran no contar con recursos.

clip_image001

La Paz.- El Comando General de la Policía Nacional inició represalias en contra de 180 oficiales de esa institución que participaron de la represión a la marcha indígena el 25 de septiembre a tres kilómetros de Yucumo, según la denuncia del teniente coronel cuya voz Erbol la distorsionó para evitar represalias.



El Comando determinó enviarlos a lugar recónditos del territorio nacional en venganza por la actitud asumida por los efectivos durante la represión cuando ésta fue una orden del Comando General de la Policía, según dijo el denunciante.

“Nos han amenazado, nos han hecho mentir, si no cumplimos iban a tomar contra nuestras familias. Los escasos recursos que contamos nosotros, los 3.000 bolivianos no nos alcanza para llevar a nuestras familias, es más no tenemos dónde ir a vivir allá”

Según este oficial existe malestar al interior de la Policía por esta decisión asumida por la Comandancia que aparentemente es desconocida por el propio Ministro de Gobierno. Los oficiales que egresaron de la Escuela Superior de Policías no tienen la opción de ser transferidos a sus lugares de origen que sería lo correcto, por lo que pidieron a Erbol a que la denuncia sea conocida e investigada por la prensa, el por qué de la decisión tan arbitraria y dura en contra de quienes sólo cumplieron órdenes.

Todos los que hemos egresado de la Escuela, todos los que hemos ido, entonces incluyendo personal, mayores, no sé. Alrededor de 180 somos y hay más todavía. Quisiera que ustedes vean. Nuestro Comandante nos ha amenazado”

Erbol intentó comunicarse con funcionarios del Comando General de la Policía sin resultado alguno, inclusive recurrimos al Director de Comunicación Ramiro Romecin, quién de manera descortés nos proporcionó un número telefónico inexistente.

Se debe recordar que tanto el presidente del Estado como el vicepresidente negaron rotundamente la violencia con la que se intervino la marcha indígena en Yucumo, señalando que en esa oportunidad se registró un comportamiento no consultado de algunas autoridades policiales, y que toda información sobre los hechos de Yucumo llegaron al gobierno en la voz del ex Ministro Sacha Llorenti. (Erbol)

Ref. fotografía. Archivo