Indígenas retomarán diálogo sólo con Romero; protestan por retroceso en ley del Tipnis

Indígenas de tierras bajas hoy presentan la “contrapropuesta”y esperan una explicación sobre el retroceso en cuanto a la zonificación, mientras el Gobierno no admite que retrocedió en el reglamento de la ley corta.

La Razón – Carlos Corz

Retomarán el diálogo sólo con Romero

La dirigencia de la marcha indígena volverá a la mesa del diálogo siempre y cuando esté presente el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, para que explique por qué el Gobierno retrocedió sobre la zonificación de la intangibilidad en el TIPNIS, informó ayer el dirigente José Bailaba. 



El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, respondió que el Ejecutivo no cambió de posición y que en todo momento mantuvo y mantiene que la intangibilidad rige para todo el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Ambas partes no firmaron el miércoles un acuerdo para viabilizar la reglamentación de la ley corta de protección del parque porque surgieron diferencias respecto al alcance del carácter especial, sobre el que se anunció un preacuerdo.

Bailaba recordó que los indígenas avanzaron con la comisión presidida por Romero en un trabajo de zonificación de la intangibilidad del territorio para el desarrollo de actividades que garanticen su sobrevivencia.

La viceministra de Medio Ambiente, Cinthya Silva, aseguró el miércoles que hubo “un malentendido” y que la intangibilidad no está en discusión.

Ante esta situación, los indígenas exigen retomar el diálogo con Romero para que explique el porqué del cambio de posición oficial. En función a su respuesta, dijo Bailaba, optarán por presentar una contrapropuesta o asumir medidas de presión para hacer cumplir el derecho que tienen al uso racional y sostenible de los recursos naturales de su territorio.

El también dirigente indígena Fernando Vargas advirtió con reactivar las medidas de presión para defender no sólo el territorio, sino otras áreas protegidas del país.

Retorno. “Si no llegamos a un acuerdo, se rompe el diálogo definitivamente y volveremos a nuestras regiones, a nuestras bases, a la CIDOB, para empezar a definir la estrategia de defensa no sólo del TIPNIS, sino de los indígenas que habitamos el territorio, así como de las 22 áreas protegidas que tiene el país”, advirtió el dirigente Vargas.

La marcha indígena de Trinidad a La Paz consiguió frenar la construcción de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el parque, que también fue declarado intangible.  Silva informó que aclaró en las observaciones  que la intangibilidad rige en todo el parque y que las actividades en la zona no deben alcanzar niveles comerciales para cumplir con la ley corta.

Gobierno no admite que retrocedió en el reglamento

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, descartó que el Gobierno haya retrocedido en el acuerdo que se llegó con indígenas de tierras bajas sobre el tema de la intangibilidad. Aseguró que es un tema que aún debe ser debatido en el marco del reglamento de la ley corta que protege el TIPNIS.

El fin de semana, autoridades del Ejecutivo y dirigentes de tierras bajas acordaron que “no se tocará” el núcleo del parque nacional por ser considerado un “área frágil”; sin embargo, el miércoles, el gabinete ministerial hizo varias observaciones al documento y pidió que toda la región sea declarada intangible.

“No estamos retrocediendo y el Presidente les dijo con mucha claridad (a los indígenas) el momento de la negociación, que los alcances de la intangibilidad deberían de ser planteados por los legisladores que propusieron este tema; lamentablemente ni los mismos compañeros indígenas conocían los alcances de esa propuesta”, dijo la autoridad.

Navarro agregó que la reunión para definir las características y el contenido del reglamento de la ley se hará a base de la visión del Gobierno nacional y de las organizaciones indígenas.

“Lo que hemos manifestado es que tenemos observaciones y éstas son parte constitutiva y nosotros no podemos actuar como autoridades políticas, sino que tenemos que actuar también en función de un ordenamiento jurídico”, agregó el viceministro.

La autoridad explicó que el Ejecutivo tiene la “voluntad” de cumplir todos los acuerdo que se firmaron con los indígenas de tierras bajas que, según él, se están cumpliendo a cabalidad. El reglamento debía ser firmado el lunes, pero tres días después recién surgieron observaciones. Página Siete.

Denuncian que cocaleros abren senda en el núcleo del TIPNIS

Aseguran que el trabajo es realizado con machetes y motosierras.

Informe. Una comisión de indígenas viajará a las regiones de Oromomo, Santo Domingo y Totora para verificar los trabajos; productores y colonos niegan participación.

image Aún se discute la intangibilidad del parque Isiboro Sécure. Archivo digital

Página Siete / La Paz – 02/12/2011

La dirigencia indígena del TIPNIS denunció que cocaleros y colonos se han dado a la tarea de abrir brechas camineras (sendas) en un área que corresponde al tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, donde según la ley corta ya no se puede ejecutar ningún proyecto vial.

El presidente de la Subcentral del Sécure, Emilio Nosa, dijo que ante esta situación se conformó un comisión de autoridades indígenas y técnicos de esa región para confirmar la información; el dirigente indicó que se visitará las comunidades de Oromomo, Santo Domingo y Totora.

De acuerdo a los datos preliminares que conoció Nosa, unas 60 personas, entre cocaleros y colonos, son los que con machetes y motosierras se dan a la tarea de abrir paso en el “núcleo” del TIPNIS, que según la ley corta 180 ahora es intangible.

Al respecto, productores de coca y colonizadores negaron que afiliados a sus organizaciones estén realizando esa labor.

Nosa aseguró que en la inspección durará al menos cuatro días y que de evidenciar la apertura caminera, habrá acciones de ley.

“Hay que verificar si la brecha pasó de la comunidad 3 de Mayo a Santo Domingo, pero estamos saliendo a inspeccionar el lugar; se trata de colonos y sindicatos de cocaleros de varias regiones que abren brecha hacia el río Sécure. Son algunos comunarios y pastores que nos informaron que tres grupos ingresaron para hacer la brecha”, explicó el dirigente indígena de tierras bajas.

Al respecto, Juanita Ancieta, representante de los cocaleros del trópico cochabambino, aseguró que no se trata de productores de la hoja milenaria, sino de indígenas que quieren la construcción de la carretera.

“Tienen derecho de abrir su brecha, es territorio de los indígenas, pero no son cocaleros; tengo información que nuestros hermanos indígenas han tomado esa decisión para conectar la carretera, están en su derecho”, reiteró la dirigente.

Gustavo Aliaga, representante nacional de los colonizadores, no descarta que sean campesinos de la región afiliados a la CSUTCB.

“Desconozco la denuncia y abría que averiguar quiénes realmente están en esa zona; puede que sean campesinos u otra gente”, aseguró Aliaga.

El ex dirigente cocalero de la zona colonizada (sur) del TIPNIS David Herrera confirmó que hasta “mediados de noviembre se abrió la brecha entre Puerto Pancho (zona central en la ribera del rio Ichoa) y Santo Domingo (en el norte del territorio)”, según la Fundación Tierra.

Hoy se presenta la “contrapropuesta”

Luego de que el gabinete del presidente Evo Morales planteó observaciones al proyecto de reglamento de la ley corta que protege el TIPNIS, sobre todo en el tema de la intagibilidad, la dirigencia indígena anunció para hoy la presentación de una “contrapropuesta” al respecto.

El presidente de la Subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas, explicó el miércoles que el Gobierno retrocedió en el acuerdo al que llegaron el fin de semana referido a que sólo el núcleo del parque sería intangible.

Sin embargo, el gabinete de ministros planteó que esa categoría debía ser aplicada para toda la región.

Ante esa situación, Vargas anunció la presentación de una nueva propuesta para discutirla con el Ejecutivo y aseguró que si el acuerdo no prospera “el diálogo se rompe” y el Gobierno deberá “soportar” la reanudación de las movilizaciones indígenas.

“El documento lo seguimos debatiendo y mañana (hoy) presentaremos el documento a las autoridades del Órgano Ejecutivo; no podemos adelantar detalles, sin embargo, la prioridad es la intangibilidad”.