Juan del Granado es el opositor mejor perfilado para enfrentar a Evo, según encuesta

Encuesta. Lo identifican como al político que más frente le hace al Gobierno. Tras Del Granado aparece el actual gobernador cruceño, Rubén Costas en segundo lugar. Señala que no hay líder de oposición con presencia nacional.

image Página Siete / La Paz

Juan del Granado es el opositor mejor perfilado, según encuesta

DATA SIETE Lo identifican como al político que más frente le hace al Gobierno.



La última encuesta nacional elaborada por la empresa IPSOS para Data Siete revela que no existe ningún líder de oposición que tenga presencia a escala nacional. Juan del Granado es el mejor posicionado, sin embargo su respaldo es bajo en algunas regiones.

El estudio de opinión pública fue efectuado durante el mes de noviembre y fueron entrevistadas 1.630 personas en las nueve capitales de departamento y otras 14 ciudades intermedias. Se preguntó por la vigencia de 12 jefes políticos (ver infografía).

De acuerdo con los resultados, Juan del Granado es quien quedó mejor posicionado como el político que más frente le hace al Gobierno. 30% a nivel nacional manifestó su respaldo al político del Movimiento Sin Miedo, quien fue aliado de Evo Morales entre 2004 y 2009.

El jefe del MSM resultó ser más fuerte en Chuquisaca que en La Paz, con márgenes de 45% y 35%, respectivamente. Del Granado tiene importantes resultados en Pando (42%) y Tarija (40%). Sin embargo, el político no tiene la misma presencia en uno de los más importantes departamentos del país, considerando su caudal electoral. El “sin miedo” apenas obtuvo el respaldo de 21 de cada 100 cruceños. En Oruro, 21% apoya al líder opositor, a pesar de que la Alcaldía del municipio capital está en manos de su partido desde el año pasado. Del Granado inició su trayectoria política en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, fue parlamentario con el Movimiento Bolivia Libre y fundó el Movimiento Sin Miedo para llegar a la Alcaldía paceña. Estuvo en aquel cargo durante 10 años.

Fue aliado del partido en función de Gobierno durante sus primeros cinco años de gestión. La ruptura con el MAS se debió a que ambos frentes aspiraban a ganar espacio en las elecciones del 4 de abril de 2010.

Costas va segundo

Tras Del Granado aparece el actual gobernador cruceño, Rubén Cosas, quien apenas alcanza al 18% de la preferencia a nivel nacional. A pesar de haber logrado la mayoría absoluta en la última elección de autoridades gubernamentales, el opositor regional obtuvo apenas el respaldo de 24 de cada 100 cruceños. De hecho, Costas sacó un mayor porcentaje en el departamento beniano, donde fue escogido por el 29% de los encuestados.

Tarija y Potosí se estarían convirtiendo en los bastiones del jefe de UN, donde marcó picos de 30% y 22%, respectivamente. Chuquisaca, en cambio, es la región en la que menos presencia tiene Samuel Doria Medina; sólo ocho de cada 100 entrevistados lo eligieron.

Quien ocupa el cuarto lugar fue el último contendor político de Evo Morales en una justa electoral y no está en el país desde hace dos años, Manfred Reyes Villa (radica en EEUU). Entonces, el ex prefecto del departamento de Cochabamba logró el cuatro por ciento de la preferencia en la encuesta de IPSOS.

Punto de vista

Boris Miranda es periodista

No deberá sorprender a nadie que el líder que releve a Evo Morales, en el mediano o largo plazo, saldrá del seno de la organización política del actual Presidente. El gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), como una compleja plataforma de organizaciones sociales, será el nuevo semillero del campo político a escala nacional. Esto no es ninguna novedad. Hace 50 años, el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) devino en varios frentes políticos, mientras que el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) en su momento también se convirtió en la organización de la que se desprendieron otros frentes, como el MBL y el Movimiento Sin Miedo. Incluso los actuales liderazgos políticos, que son parte de la encuesta de IPSOS, muestran una marcada tendencia de fortalecimiento regionalizado.

Ninguno logra un crecimiento sostenido a escala nacional, los picos entre departamentos de todos son muy marcados. Veo dos fenómenos en el futuro político mediano. El primero es la aparición de liderazgos desde las organizaciones sociales que se irán desprendiendo del Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPS-P), que se fortalecerán desde lo local.

Después, porque algún día tiene que suceder, algunos de ellos lograrán constituir una fuerza nacional que le doble el brazo al MAS.