Ley prohibirá nuevas cadenas de farmacias en Bolivia

Proyecto de ley beneficiaría a 9.000 farmacéuticos. El proyecto de ley plantea que las farmacias sólo pueden ser propiedad de profesionales del sector, quienes regularían desde fabricación hasta venta de fármacos

image Tupa afirma que ley prohibirá nuevas cadenas de farmacias

Página Siete / La Paz – 16/12/2011

El diputado del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) Edwin Tupa informó ayer que el anteproyecto de la Ley de Farmacias, que se debate en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, no admitirá monopolios ni oligopolios farmacéuticos en el país.



A su juicio, oligopolio significa que son las cadenas farmacéuticas las que monopolizan el mercado. “La Constitución Política del Estado define con claridad que en el país no puede haber monopolio ni oligopolio de las farmacias”, explicó en una entrevista con una televisora local, según la gubernamental ABI.

En ese marco, Tupa explicó que al diseñar el proyecto de ley se constató que existe oligopolio en el país y anunció que se está trabajando con el Ministerio de Salud, el Colegio Nacional de Farmacia y Bioquímica y la Asociación Nacional de Farmacéuticos (ANPROFAR) para evitar que las cadenas monopolicen el mercado de medicamentos. La propuesta de ley señala que sólo profesionales bioquímicos-farmacéuticos, químico-farmacéuticos o farmacéuticos pueden ser propietarios de farmacias. Esto implica el cierre de las cadenas, porque sus dueños por lo general tienen otras profesiones, o pueden no tenerlas. “Lo que hicimos es que vuelva el manejo de las farmacias a los farmacéuticos”, dijo Tupa. Aseguró que los profesionales recién egresados no tienen capital para instalar una sucursal de ese rubro y se emplean en las cadenas farmacéuticas. La presidenta del Colegio de Bioquímicos y Farmacéuticos, Shirley Calderón, dijo a este diario que deben ser unos 9.000 bioquímicos en el país.

Y subraya el beneficio que este proyecto otorgaría si rezaga a los empresarios del escenario farmacéutico: “El resto de nuestros profesionales desocupados van a tener una opción, si tienen capacidad de ocupar esos sitios”.

La asesora de las cadenas farmacéuticas, Anne Paola McFarlane, explicó que si bien la ley no erradicaría las alrededor de 15 redes registradas a nivel nacional, dificultaría la posibilidad de que se creen nuevas. “Pensamos que el Estado debe intervenir en la definición del precio de los medicamentos para que unos no ganen más que otros por un mismo producto, por eso si un medicamento cuesta Bs 10 en una cadena de farmacias, debe costar 10 bolivianos en cualquier otra”, dijo. El proyecto de ley, aprobado en grande en la Comisión de Salud, señala: “La presente ley, en el marco de la política nacional de medicamentos, tiene por objeto regular la selección (‘) comercialización (‘) distribución (‘) bajo la responsabilidad del profesional farmacéutico, bioquímico farmacéutico o químico farmacéutico de los siguientes productos” y enumera entre otros a cosméticos y productos de higiene personal.

Salud desconoce el proyecto de ley

El proyecto de Ley de Farmacias tratado en la Asamblea Legislativa no cuenta con el respaldo del ente superior del área en el país, el Ministerio de Salud. Así lo hizo conocer el viceministro de Salud, Martín Maturana.

“Nosotros, como ente rector y cabeza de sector, no hemos sido convocados para poder debatir y consensuar en torno a esa norma, por eso estamos esperando la convocatoria del Legislativo para dialogar sobre el proyecto”, manifestó la autoridad. El Colegio de Bioquímicos y Farmacéuticos de Bolivia desmiente que sí se habría consultado con esa instancia en el proceso de elaboración, que fue aprobado en grande hace más de una semana en la Comisión de Salud en Diputados. El texto propone que los farmacéuticos también se encarguen de vender productos cosméticos, así como que los propietarios de esos negocios formen parte de una comisión reguladora de precios de fármacos.

Al consultar a Maturana su posición sobre estos dos elementos incluidos en el proyecto de ley, no halló sustento alguno para dichos planteamientos: “desconozco los argumentos para esas propuestas”.