Marchistas indígenas de primera clase; reciben apoyo del gobierno de Evo

Hoy llega a Cochabamba la marcha de grupos afines a Evo que exigen la construcción de la carretera a Beni por el Tipnis; reciben apoyo logístico del MAS.

Marchistas de primera clase

image El Día



El presidente del Tipnis, Fernando Vargas, denunció que la marcha del Conisur recibe apoyo logístico gubernamental y que incluso trasladan a marchistas en helicópteros. El cacique mayor del Conisur asegura que marchan por convicción y que así han reunido unos 800 manifestantes. La caminata que pide derogar la Ley Corta llega hoy a Cochabamba.

Álvaro García Linera había criticado la marcha por el Tipnis, diciendo que era financiada por las ONG. Ayer, el presidente de la subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), Fernando Vargas, respondió al vicepresidente y acusó al Gobierno de utilizar helicópteros para trasladar a los marchistas del denominado Conisur, que avanza hacia La Paz para pedir que se apruebe la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

García Linera había destacado la semana pasada que la marcha del Consejo Indígena del Sur (Conisur) "se realiza a pulmón, sin vehículos pagados por las ONG’s. Sin embargo, Vargas denunció que el Gobierno está reclutando a marchistas del Tipnis en helicópteros, utilizando recursos económicos del Estado para el traslado y para la alimentación de la movilización.

Presión a los indígenas. Vargas, señaló que hay funcionarios del Gobierno que frecuentan el Tipnis, para reclutar a los indígenas, persuadiéndolos para que asistan a la marcha del Conisur y así tengan mayores progresos con la carretera. Las comunidades más visitadas, según el presidente de la subcentral, son Oro Moro y Asunta, ambas en el interior del Tipnis. "Nadie se ha inventado nada. Así están ocasionando más conflictos, porque esas comunidades se han convertido en sindicatos productores de coca. Nosotros marchamos sin sobornos, ni presiones, quienes se sumaron lo hicieron para defender su territorio no intereses", expresó el líder.

Marcha Conisur. Mientras tanto, la marcha sigue, y desconoce las acusaciones de Vargas. El cacique mayor del Conisur, Gumercindo Pradel, destacó la llegada de más personas a la marcha, justificando que la movilización es “legítima y realizada solo por los verdaderos dueños del Tipnis”. La caminata se encontraba ayer distante a unos 80 kilómetros de Cochabamba, en la escuela Carmen Albornoz, de la localidad de Colomi, donde se quedaron a descansar. Son alrededor de 800 marchistas que se encuentran en la movilización. Hoy reanudarán la marcha hacia la localidad de Melgar. Ellos son acompañados por ambulancias y bomberos de Cochabamba.

Estrategias de defensa. Mientras tanto, Vargas, anunció que en coordinación con la Central Indígena del Oriente Boliviano (Cidob), prepararán una estrategia, para defender su territorio aunque, "sin enfrentamientos".

Indígenas acusan a Gumercindo Pradel

Según Fernando Vargas, presidente de la subcentral del Tipnis, Gumercindo Pradel, Cacique del Conisur, es quien obliga a los indígenas del Tipnis a marchar.

Colonos apoyan marcha del Conisur

El ejecutivo de los colonizadores de Bolivia, Gustavo Aliaga, se comprometió a facilitar una entrevista entre el presidente y el Conisur, en apoyo a la marcha.

8 Días

De marcha llevan los miembros del Conisur, exigiendo la modificación de la Ley Corta.

Marcha asoma Cercado en medio de denuncias

LÍDERES DEL TIPNIS ACUSAN AL GOBIERNO DE ENGAÑAR A INDÍGENAS.

image Indígenas reciben su ración de comida durante el descanso en la marcha, ayer. – Daniel James Los Tiempos

Colomi | Los Tiempos

La marcha que protagonizan grupos afines al Gobierno para exigir la construcción de la carretera a Beni por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) se acerca a Cercado con casi 1.000 manifestantes.

La movilización partió el 20 de diciembre con unas 300 personas y los últimos días se sumaron más.

Los dirigentes del Consejo Indígena del Sur (Conisur), cuyas comunidades conviven con cocaleros en el área del Tipnis, explicaron que la movilización generó el interés y apoyo de indígenas de Oromomo, Areruta y Santo Domingo, del norte del área protegida, y de San Ignacio de Moxos.

Sin embargo, los líderes de la octava marcha indígena en defensa del Tipnis que llegó a La Paz el pasado 19 de octubre, denunciaron ayer que muchos indígenas están siendo llevados a la movilización del Conisur engañados. Les habrían prometido trabajo durante el tiempo que dure la construcción de la carretera, dijo el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez.

En tanto, el líder de la Subcentral del Tipnis, Fernando Vargas, denunció ayer a la Red Erbol que los marchistas fueron “reclutados” y que colonos y cocaleros están detrás.

Abel Torrico, cacique de la comunidad San Juan del Isiboro, negó que entre los marchistas estén cocaleros y colonizadores y dijo que los caminantes provienen de las comunidades Sécure, Puerto Pancho, Buen Pastor, San Antonio, San Benito, Sanandita, San Juan de Isiboro, Santa Teresa y otras del sur del Tipnis.

Ayer, el vocal del Comité de Desarrollo de Moxos, Ricardo Espejo, confirmó que se incorporaron voluntariamente a la marcha del Conisur porque los beneficios de una carretera no sólo llegarán a los pueblos yuracaré, mojeño, trinitarios y chimanes, sino también a los vecinos de San Ignacio de Moxos y de la ciudad de Trinidad.

Arribo

El comité de marcha tomó todas las previsiones para que los manifestantes arriben hoy entre las 18:00 y 19:00 a la ciudad de Cochabamba. El movimiento busca la abrogación de la ley corta y la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

“El lunes hemos caminado 51 kilómetros, desde la antigua tranca de Aduana hasta Colomi, sólo los ancianitos y las mujeres embarazadas se han rendido en la subida. Ahora que hemos descansado, vamos a partir a las 7:00 de la mañana para llegar a Cochabamba a eso de las 19:00 de este miércoles”, comentó Emilio Villche, vocero del comité de marcha y cacique de la comunidad San Antonio, del pueblo yuracaré.

En Colomi, distante a 49 kilómetros al noreste de Cochabamba, los marchistas del Conisur se hospedaron en aulas del colegio Sócrates Villazón, donde descansaron, prepararon sus alimentos y recibieron atención médica particularmente las mujeres encintas y ancianos.

Los aproximadamente mil marchistas, entre 130 niños menores de 10 años, alrededor de 400 jóvenes, cerca de 400 adultos entre hombres y mujeres y alrededor de 150 ancianos, recibieron ayer la solidaridad del municipio de Colomi, las organizaciones sociales y la Central Regional de Campesinos que entregaron víveres para preparar desayuno, almuerzo  y cena.

Cerca de 12 personas de todas las edades recibieron atención médica en el Centro de Salud, que lamentablemente no cuenta con la cantidad de medicamentos ni profesionales para atender tantos pacientes, comentó el Alcalde Víctor Terán Castro.  “Tenemos muchas necesidades de salud; muchos niños y adultos tienen dolores de cabeza por la altura, están resfriados, tienen dolores musculares, ampollas en los pies y lamentablemente no hay quién nos apoye”, acotó el vocero de la marcha.

ESTRATEGIA

Alistan defensa de “ley corta”

Trinidad | Anf y Los Tiempos

El presidente de la Subcentral del Tipnis, Fernando Vargas, dijo ayer que los indígenas de tierras bajas, en coordinación con la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), elaboran una “estrategia” para defender su territorio ante la marcha del Conisur que exige la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos a través del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

“No vamos a ir a interceptar (la marcha del Conisur), más bien estamos elaborando una estrategia que permita, por ejemplo, hacer sentir la ley. No se puede divulgar la estrategia, me reservo el derecho a decirlo, pero estamos realizando cambios para, a partir de enero, emprender la estrategia”, declaró el dirigente.

La estrategia también buscará presionar al Gobierno para la aprobación del reglamento de la Ley 180 de Protección del Tipnis que está siendo retrasada, dijo Vargas.

El dirigente precisó que las medidas que prevén serán apoyadas por todas las organizaciones que respaldaron la marcha del Tipnis.

Sobre la marcha de indígenas del Conisur, Vargas reiteró está siendo “apoyada por el Gobierno” y agregó que los cocaleros participan activamente.

“El pueblo boliviano podrá ver que ahí están los patrones, los propios cocaleros. Los cocaleros son quienes quieren la carretera, porque quieren seguir cultivando más coca y por eso la demanda en Cochabamba de pretender legalizar 20 mil hectáreas de coca”, añadió.

El presidente de la Cidob, Adolfo Chávez, confirmó que  para recabar mayor información sobre la situación en las diferentes comunidades indígenas del Tipnis, ante la marcha del Conisur, una comisión de la Cidob ingresará este viernes al parque y emitirá un pronunciamiento la próxima semana.