MAS no logra hacer de Sucre una de sus plazas políticas

La oposición teme que el MAS no dé gobernabilidad en municipios de Sucre y Quillacollo y también advierte que el gobierno no cesará hasta tomar estas dos entidades ediles.

imageRESULTADO. El líder del MSM destacó la recuperación de la legitimidad en los municipios de Sucre y Quillacollo, después del “copamiento del MAS” en abril de 2010.

MAS no logra hacer de Sucre una de sus plazas políticas

La oposición dice que el oficialismo pierde su encanto.



Elecciones. En 2005, el MAS recibió un alto respaldo de la capital del Estado; sin embargo, en 2009 esta situación se revirtió. Pazña fue y sigue siendo bastión del MAS.

Página Siete / La Paz – 20/12/2011

Sucre se resiste a ser una de las plazas políticas del MAS. En las elecciones municipales de abril de 2010, el partido oficialista no pudo hacerse del gobierno municipal de esa ciudad y el domingo tampoco logró ventaja sobre la alianza opositora encabezada por Samuel Doria Medina.

Opositores al Gobierno consideran que el gasolinazo, la defenestración de la marcha indígena por el TIPNIS y otros “errores” del Gobierno han debilitado al partido oficialista y este debilitamiento se expresa en la pérdida de dos municipios “clave” como Sucre y Quillacollo.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, anunció ayer que el Gobierno desarrollará un trabajo coordinado con las nuevas autoridades municipales aunque éstas sean de oposición, en referencia a los postulantes de UN-País-Líder, Moisés Tórrez, en Sucre, o Charles Becerra, de Quillacollo, Cochabamba.

“Tenemos autoridades que si se oficializan los resultados aunque no tengan afinidad con el oficialismo tendrán de nuestra parte la disposición de trabajo”, dijo Romero a los periodistas.

Para la oposición política, el presidente Evo Morales no tuvo éxito como “jefe de campaña” de sus candidatos en ambas urbes.

Juan del Granado, jefe nacional del MSM, consideró que en la elección de alcaldes del domingo se desplazó el “autoritarismo, copamiento y la visión antidemocrática” del Gobierno.

Según Carlos Borth, ex diputado de la opositora Podemos, “estos resultados forman parte de un panorama más complejo, más amplio en el que uno de los elementos es el debilitamiento del MAS y del Gobierno fruto de su desgaste y de sus tremendos errores cometidos en los últimos meses”.

Elizabeth Reyes, diputada de UN, considera que se advierte un decantamiento del MAS en sus bastiones, en referencia a Quillacollo, que en elecciones generales respaldó mayoritariamente al presidente Evo Morales; sin embargo, en los dos últimos comicios municipales, el partido oficialista fue perdiendo terreno.

Para el MAS, Sucre y Quillacollo eran plazas “clave” para expandir su crecimiento político geográfico después de que tomara esas comunas tras la suspensión de autoridades legalmente elegidas con el voto popular.

Un relevamiento de los resultados de las elecciones en las que terció el MAS, desde 2005, da cuenta de que en las elecciones generales de 2005, Sucre le dio un respaldo mayoritario al Jefe de Estado, pero esta situación cambió en los comicios de 2009, cuando un 48,5% respaldó a Manfred Reyes Villa y sólo un 39,9% le dio su apoyo.

En 2005, el partido oficialista obtuvo en la ciudad capital 52,1% de respaldo popular.

En la oposición temen que el MAS no dé gobernabilidad

El Gobierno anuncia que trabajará con autoridades electas.

image

Mientras los opositores celebran la victoria en los municipios de Sucre y Quillacollo, también advierten que el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) no cesará hasta tomar estas dos entidades ediles. El Gobierno aseguró ayer que trabajará con las autoridades electas.

Elizabeth Reyes, diputada de Unidad Nacional (UN), expresó su preocupación porque luego de la victoria opositora en dos municipios del país -donde el MAS pretendía ganar-, éstos se conviertan nuevamente en escenarios de ingobernabilidad, a tiempo de pedir al oficialismo que se respete el voto.

“El MAS va a hacer todo lo posible por hacerles la vida a cuadros a los alcaldes electos de la oposición, pero el pueblo no es tonto y el MAS se tiene que dar cuenta (…) que la ciudadanía ha decidido por una coalición democrática”, dijo Reyes.

Este domingo, los opositores Moisés Torres, en Sucre, y Charles Becerra, en Quillacollo, ganaron las elecciones de alcaldes y dejaron en segundo lugar al MAS, que aspiraba controlar ambos gobiernos locales.

En ambos casos los tribunales electorales departamentales han confirmado la victoria de los dos postulantes opositores, quienes después de un año y medio terminarán con los interinatos provocados por la suspensión de alcaldes electos en 2010.

Por su parte, Juan del Granado, jefe del Movimiento Sin Miedo (MSM), destacó la recuperación de la legitimidad en los municipios particularmente en Sucre y Quillacollo, después de lo que denominó el “copamiento del MAS”, desde abril de 2010.

“Es un voto de repudio a estas acciones autoritarias que son claramente contrarias a la legitimidad democrática”, dijo.

El Gobierno, a través del ministro de la Presidencia, Carlos Romero, anunció que coordinarán con las autoridades electas por el voto popular. “Tenemos autoridades que, si se oficializan los resultados, aunque no tengan afinidad con el oficialismo, tendrán de nuestra parte la disposición de trabajo”.

En el municipio de Pazña (Oruro) ganó Efraín Peñafiel, del gobernante MAS.

Moisés Torres es alcalde de Sucre

Moisés Torres Chivé logró la victoria electoral en el municipio de Sucre, este domingo 18. Pertenece a la agrupación ciudadana Líder, la que una semana antes a los comicios logró un acuerdo con el frente Unidad-País, que impulsaba la candidatura de Jaime Hurtado, que se retiró de la contienda electoral, para no dispersar el voto opositor.

Torres es arquitecto de profesión, docente universitario y antes de lanzar su candidatura ejerció las funciones de asambleísta departamental por la agrupación Líder de la ex prefecta de Chuquisaca, Savina Cuéllar (ex MAS).

Perteneció al desaparecido Movimiento Bolivia Libre (MBL), y fue dirigente del Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca.

Torres asumirá la Alcaldía de Sucre después de más de un año y medio de interinato en el gobierno municipal de Sucre, manejado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), con Verónica Berríos como alcaldesa interina. El ex alcalde Jaime Barrón, elegido por voto popular, fue suspendido. “Que los concejales estén comprometidos con Sucre, que prioricen la atención a la ciudadanía y no prioricen sólo intereses personales”, dijo Torres.

Charles Becerra, cercano a Doria

“No ha sido fácil encarar esta campaña porque nos hemos enfrentado a dos partidos políticos nacionales que han hecho campaña acompañados de sus líderes nacionales”, dijo el electo alcalde del municipio de Quillacollo (Cochabamba), Charles Becerra, de Unidad Nueva Esperanza (UNE).

Esta agrupación ciudadana obtuvo por segunda vez la victoria en el municipio de Quillacollo, departamento de Cochabamba, principal bastión del MAS.

Becerra fue candidato a la Asamblea Constituyente por Unidad Nacional, de ahí su cercanía con el líder de este partido político, Samuel Doria Medina. “Es muy buena persona”, dijo al referirse al político y empresario cementero. También dijo a radio ERBOL que tuvo “simpatía”, durante su adolescencia, por el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR).

Becerra defiende la identidad y estructura de la agrupación ciudadana UNE, que habría concentrado su visión en el ámbito municipalista y de desarrollo local.

El alcalde será respetuoso de la estructura de su agrupación UNE, que lo llevó a la silla municipal, porque dice ser un “invitado”. La futura autoridad terminará con un periodo de interinato.

Peñafiel ya fue concejal del MAS

Efraín Peñafiel, de profesión abogado, ganó este domingo las elecciones en el municipio orureño de Pazña. Ya ejerció las funciones de concejal también por el Movimiento Al Socialismo (MAS), cargo al que renunció para habilitarse como candidato a alcalde.

El alcalde del MAS salió victorioso de la contienda electoral en la que se enfrentó al único candidato del Movimiento Sin Miedo (MSM). Peñafiel fue miembro de la Asociación de Municipalidades de Oruro y estuvo muy vinculado a las juventudes del MAS.

“Estoy muy contento y agradezco a los cinco cantones por el apoyo (‘) fue el apoyo a un plan consensuado entre las organizaciones de Pazña”, manifestó.

De acuerdo con la información proporcionada por el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Wilfredo Ovando, los alcaldes electos serán posesionados en la primera semana de enero. La autoridad electa anticipó que los esfuerzos se concentrarán por hacer un uso efectivo de los recursos económicos del municipio, aunque adelantó que realizará gestiones ante los gobiernos departamental y nacional para impulsar varios proyectos en el área rural.

Página Siete / La Paz