No podés

Ernesto Ferrante Landívar

Me pongo teclas a la obra, con la bronca contenida de no comprender todavía que pasó. Las imágenes del descalabro se mezclan en mi cabeza con las exquisitas jugadas; el golazo de Mojica, la pelota a ras del piso, Oriente jugando tranquilo, el conejo enloqueciendo con sus gambetas, los excelentes pivoteos y pausa de Delorte y de pronto la falta de aire, el querer correr y no poder, el querer pasar y no llegar, de pronto la pasión nubla todo coherente análisis y lo único que me sale como resumen es el titulo de esta nota: NO PODES.

Es que NO PODES perder así. NO PODES entender como ganando 3 a 1 en el segundo tiempo y con un jugador más perdamos cinco a tres. NO PODES digerir como el equipo contrario comienza a remontar el marcador y los miramos llegar sin un atisbo de cuidar el espectacular resultado obtenido hasta ese momento.



NO PODES dejar de gritarle al televisor para que el Técnico te escuche que hacemos agua en el medio campo y necesitamos cambiar a Mojica y Joselito que están literalmente fundidos y los goles atigrados siguen llegando y NO PODES creer que no se mueva el banco. Nos empatan y NO PODES concebir que teniendo 3 cambios siga esperando que pasen los minutos a ver que pasa. Sin piernas Joselito, Gualberto, Arce; sin aire la defensa, con pánico el novato arquero y pa colmo lo que patean: entra. NO PODES comprenderlo.

NO PODES asimilar como esas dos pelotas del “conejo” dieron en los palos; como le descolgó, el arquero, a Joselito ese tiro al ángulo, NO PODES perdonar que otra vez el mismo arbitro que nos robó el anterior título anule una legitima jugada donde llegaba solo Arce rumbo al triunfo. NO PODES creer que se escapo el empate y peor aun el triunfo.

NO PODES digerir como perdimos así…. NO PODES.

Ahora queda la revancha, quedan 90 minutos donde tenemos que llenar el Tahuichi y hacerlos sentir visitantes de verdad, que los tigres se vuelvan gatos mansos sintiendo el resuello en la nuca cuando todo el estadio cante sin cansarse….dale OOOOOO dale OOOOOO.