Norma que resta poder a Percy causa conflictos en el Concejo

Santa Cruz. Desirée Bravo es acusada por no promulgarla. Distritos se organizan para movilizarse a favor de Bravo. El MAS dice que los oficialista tienen ‘problemas internos’.

image

Ref. Fotografia: DIFERENCIAS. Concejales dijeron no temer posibles movilizaciones a favor de la presidenta del Concejo, Desirée Bravo.



La presidente del Concejo Municipal de Santa Cruz, Desirée Bravo, fue enviada a la Comisión de Ética por no haber aprobado la ley de Adecuación Municipal, que establece la decentralización de poderes de la Alcaldía, quitándole poder al alcalde Percy Fernández y ampliando a la vez la autonomía que tiene el Concejo.

Fueron 8 los votos que enviaron a Bravo a la Comisión, incluyendo los de sus propios colegas oficialistas, que comparten la misma  linea política del burgomaestre.

Manuel Saavedra, Leonardo Roca, Yanine Parada, Sibele Ortiz, Enrique Landívar, José Quiroz, Saúl Ávalos y Arminda Velásquez, fueron quienes emitieron su voto. La comisión está a cargo del oficilista Saavedra y del masista Ávalos.

Normas a obedecer

El concejal Leonardo Roca, indicó que el artículo 22 del reglamento del Concejo Municipal establece que la directiva debe acatar la decisión de los miembros del concejo, acción que no ejecutó Bravo. "La ley es clara, no firmó la ley que habíamos aprobado y por eso se debe continuar con las normas, que están plasmadas en la Constitucón Política del Estado (CPE). Si la personas no tiene capacidad para acatar las decisiones de los demás, entonces no tiene la capacidad para estar en ese lugar", expresó Roca.

Movilización a favor

A raíz del conflicto y la derivación de la presidenta Bravo, algunos distritos municipales a la cabeza del concejal suplente Rómer Pórcel, han anunciado que en los próximos días se movilizarán para apoyar a Desirée. Una de las medidas que anuncian realizar hasta el próximo lunes será la toma del Concejo Municipal. Piden también  la renuncia de los 8 concejales que votaron para que Bravo vaya a la Comisión de Ética y principalmente de quienes en un principio apoyaron su gestión. "Los vamos a sacar a chicotazos, no queremos que estén ahí por traidores, ya no vamos a ir a gritar, vamos a tomar acciones", manifestó Pórcel.

A su vez, destacó que el pasado 30 de mayo, él denunció que los concejales oficialistas tenían un plan para tumbar a Percy, pero que primero harían eso con la presidenta del Concejo, ya que también tiene poder en el Municipio.

Ley de todos los municipios. Por su parte, el concejal Óscar Vargas, mencionó que no es un problema interno, sino que es una necesidad el que el Concejo tenga mayor autonomía, ya que otros, como en La Paz, Cochabamba y La Guardia, tienen independencia absoluta del ejecutivo municipal. "De que sirvieron los cabildos, las movilizaciones para las autonomías?, necesitamos tener descentralización, porque hay riesgo en la libertad de los concejales", apuntó el edil.

Precaución ante movilización. Ante la amenaza de movilizaciones por parte de las juntas vecinales de los distritos municipales de la ciudad, tanto Vargas como el concejal Manuel Saavedra, quien votó a favor de que se vaya Bravo, conincidieron en decir que las medidas de presión los tienen sin cuidado, ya que ellos trabajan "basándose en las leyes".

Por otra parte, la concejal masista, Arminda Velásquez, consideró que los conflictos que existen en el Concejo son "diferencias internas" entre los concejales oficialistas. Como respuesta a ello, Saavedra, agregó que no hay conflictos, sino "diferencias de pensamientos".

Más conflictos internos

José Quiroz, calificó al conflicto que se está viviendo en el concejo como ‘interno’,  entre los concejales que pertenecen al oficialismo.

El Día