Tipnis: Suprema decide juicio de responsabilidades para ministros

Argumento: no es posible separar y hacer dos juicios por el mismo hecho, uno de privilegio para el presidente  y el vicepresidente, y otro ordinario para los ministros de Estado

image Sacha Llorenti, exministro de Gobierno. – Apg Agencia



Por Redacción Central | – Los Tiempos – 22/12/2011 / Abi y Fides

El exministro de Gobierno Sacha Llorenti y los otros ministros de Estado, en caso de ser juzgados por la represión violenta a la marcha del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) el 25 de septiembre pasado en Beni, deben ser sometidos a un juicio de privilegio en el máximo Tribunal de Justicia, dijo José Luis Baptista, ministro de la Corte Suprema.

El magistrado explicó que no es posible separar y hacer dos juicios por el mismo hecho, uno de privilegio para el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, y otro ordinario para los ministros de Estado.

Esto pese a que la Constitución Política del Estado establece que sólo los dos primeros mandatarios pueden ser procesados ante la máxima instancia judicial del país.

Por esta razón, informó que la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, devolvió al Fiscal General el requerimiento acusatorio que presentó sobre el caso contra el Presidente y Vicepresidente, “haciéndole saber que no aceptamos su petitorio de que se separe los procesos, que unos sean juzgados en un tribunal y otros en otro”.

“Repito eso es inadmisible, porque rompe el principio de unidad”, sostuvo el magistrado al anotar que la petición del fiscal de que los ministros Choquehuanca, Llorenti y los otros sean juzgados por la justicia ordinaria y sólo el Presidente y Vicepresidente sean juzgados en la Corte Suprema.

El fiscal general Mario Uribe solicitó que, en caso de que la investigación iniciada sobre la represión del 25 de septiembre llegue a juicio, se juzgue por separado al Presidente y Vicepresidente del Estado en juicio de privilegio y en un juicio ante la justicia ordinaria a ministros, otros funcionarios de Gobierno y jefes policiales.

Llorenti a la evasiva

El exministro de Gobierno, Sacha Llorenti, prestó ayer declaraciones en la Fiscalía General del Estado, en Sucre, sobre la represión violenta el 25 de septiembre pasado a los indígenas, en el marco de dos acusaciones propositorias presentadas por esos sucesos, una por los legisladores de Convergencia Nacional y otra por los dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob).

"Hemos informado sobre lo que conocemos sobre el tema, lo hemos dicho públicamente jamás habrá una instrucción de violación a los derechos humanos en este proceso de transformación estructural que vive el país", dijo al dejar las instalaciones de la Fiscalía.

Durante dos horas y media, el exministro prestó sus declaraciones ante el fiscal general Mario Uribe.

Consultado por la prensa sobre su responsabilidad en los hechos violentos contra los indígenas, el exministro evitó comentar al respecto y señaló que la investigación que lleva adelante el Ministerio Público debe extraer las conclusiones después de obtener la mayor cantidad de información sobre los hechos.

"Ya hemos aclarado públicamente que la orden para realizar ese operativo no ha salido del Presidente del Estado, no ha salido del ministro de Gobierno de entonces, hay que determinar quién dio la orden y eso le corresponde a las instituciones, en este caso al Ministerio Público", insistió.