Incertidumbre y dolor fuera de la cárcel de Palmasola

El saber que en el interior de la cárcel de Palmasola hay un ser querido y que en el mismo lugar se registró un tiroteo e incendio sin precedentes, con decenas de muertos y heridos, tiene con el alma en un vilo y con la desesperación a flor de piel a cientos de personas que por alguna razón tienen a un familiar privado de libertad.

La primera señal de la tragedia se escuchó a las 6:00 de este viernes cuando una explosión retumbó en interior de la cárcel. Por más de media hora, la Policía no pudo ingresar al lugar para controlar el tiroteo.

Lo que siguió a esto fue la llegada de refuerzos policiales, carros bomberos para mitigar el incendio, ambulancias para evacuar a las víctimas y familiares para preguntar por sus seres queridos.



Sin embargo, lo que reinó en las primeras horas de la mañana fue la desinformación y el desconcierto. Mientras las llamas seguían ardiendo y las ambulancias no daban abasto para auxiliar a los heridos, centenas de personas se agolpaban en el ingreso al penal, llegando inclusive a dificultar el trabajo de la Policía y médicos.

Se observó que la impotencia por la falta de información llevó a varias personas a intentar detener ambulancias. Querían inspeccionarlas con el fin de corroborar si allí estaba su ser querido o no.

Otras personas se arrodillaban y oraban para que sus familiares no aparezcan en la lista de personas muertas y heridas, que serán facilitadas de forma oficial este mediodía por parte de las autoridades.

Fuente: ATB, El Deber.

[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1308231406.mp4]