Bilardo: “Messi llega mejor que Maradona en México”

Camino a Brasil 2014 Dijo que Diego era cuestionado antes del Mundial de 1986 y que a Leo todos lo apoyan.

Bilardo-Maradona-Mundial-Diego-descosio_CLAIMA20140523_0095_27

A Carlos Bilardo lo avala la lógica del éxito: su palmarés cuenta que jugó dos finales de la Copa del Mundo y que su nombre aparece en el escueto listado de entrenadores campeones. Pero no es nuevo que sus palabras queden en off side . Volvió a ser inadecuado esta vez al parangonar a Lionel Messi y a Diego Maradona.



“Llega mejor Messi que lo que Maradona llegó a México”,expresó el doctor Bilardo, en declaraciones a C5N. Más allá de lo discutible de tal cuestión, no parece ajustarse a lo cierto. Cabe decirlo: Bilardo ocupa un cargo dentro de la estructura de la AFA, en su condición de director de Selecciones Nacionales. Y ese detalle, más allá de sus antecedentes notables, hace su opinión más pesada y compleja.

El mensaje se parece mucho a una obligación para el futbolista del Barcelona.

Agregó que Messi llega ahora “con el apoyo del público”.

Maradona también era un inobjetable en su condición de crack, entonces jugador del Napoli. Y ya era ídolo de Boca y perfecto embajador de Argentinos. “Ahora vamos 30 en una delegación y cuando bajamos en cualquier país, va todo el periodismo y la gente con Messi.

Diego en aquel momento era resistido”, recordó Bilardo. La única crítica asociada a la cuestión Maradona estaba asociada con su nombramiento como capitán en reemplazo de Daniel Passarella, quien había levantado la primera Copa del Mundo para la Argentina en 1978, y también integraba el plantel del 86 y había sido fundamental en el tramo decisivo de las Eliminatorias. Expresó Bilardo: “En el 83 decían que Diego en la Selección era un fracaso y me preguntaban por qué lo ponía de capitán”.

Bilardo aseguró que Messi “está bien, pero no ahora, ya lo dijimos hace dos meses.

Es el mejor del mundo”.

El cierre de la temporada de Messi desmiente, de algún modo, el enunciado de Bilardo.

Sin embargo, también es verdad: Messi tuvo -en lo individual- una temporada estupenda. Entre todas las competiciones, convirtió 41 goles en 47 encuentros y también ofreció 14 asistencias. De todos modos, comparativamente, su registro goleador (0,87) fue el peor que ofreció en las últimas cinco campañas. No sólo eso: no pudo acompañar a ganar ningún título de los grandes. En la Champions League , se quedó afuera en los cuartos de final, devorado por el bravo Atlético de Madrid delCholo Simeone. En la Copa del Rey, perdió el encuentro decisivo ante Real Madrid. En la Liga, en el Camp Nou, no pudo con el Atlético en la última fecha y, a consecuencia de ese empate, no pudo ser campeón. En cada una de esas citas relevantes, así como el Barcelona no fue el Barcelona, Messi no fue Messi.

Es decir, el último Messi que el campo de juego mostró fue terrenal y se equivocó como casi nunca se equivoca. Ese Leo no es -de ningún modo- mejor que aquel Diego. Más allá de lo que diga Bilardo.

Fuente: http://mundial-brasil-2014.clarin.com/