¿Estafa? Perú compra satélite más moderno y barato que el Túpac Katari de Bolivia

Perú comprará un satélite de última generación por 213 millones de dólares, monto menor a los 302 millones de dólares que pagó la administración del presidente Evo Morales por el satélite Túpac Katari.

Perú compra satélite más moderno y barato que el Túpac Katari

Experta denuncia estafa.

El Asrosat – 300 cuesta $us 213 millones y el Túpac Katari demandó $us 302 millones.



imageEFE. El satélite boliviano cuando fue lanzado en 2013.

ANF  / La Paz.- El Gobierno peruano firmó el pasado mes un contrato con Francia para comprar un satélite de última generación por 213 millones de dólares, monto menor a los 302 millones de dólares que pagó la administración del presidente Evo Morales por el satélite Túpac Katari.

La compra del satélite Asrosat 300 la hizo efectiva el ministro de Defensa de Perú, Pedro Cateriano. La aparato espacial será implementado para múltiples tareas, como seguridad nacional, seguimiento de fenómenos naturales, lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, reportó la web Gestión el 24 de abril.

El Gobierno boliviano pagó por la construcción y puesta en órbita del satélite Túpac Katari 302 millones de dólares.

No tiene sentido que el satélite Túpac Katari tenga incorporado una cámara, debido a que se encuentra a 3.600 kilómetros de distancia respecto de la Tierra y la única función que tiene es la de repetir señales, mencionó el mes pasado el director ejecutivo de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana.

Según redes sociales que hacen referencia a un artículo difundido por la experta en satélites de órbita geoestacionaria Margaret Rouse, el satélite boliviano Túpac Katari no beneficiará a los sectores de la agricultura ni a la educación porque no saca fotos, no reconoce sembradíos y no puede medir variables meteorológicas para predecir inundaciones. La especialista también señaló que este aparato espacial  no sirve para prevenir catástrofes, no sirve para GPS, ni para uso militar y sólo retransmite televisión abierta. La señal de televisión que retransmite el satélite es de baja calidad, a diferencia de lo que ocurre en China, y por este motivo Rouse calificó la operación como una «estafa”, porque Bolivia gastó  302 millones de dólares en este equipo.

Por su parte, el director de la ABE, Iván Zambrana, respondió que el satélite Túpac Katari es mejor que otros  aparatos extranjeros porque cumple eficientemente la misión de estar enfocado en Bolivia para realizar las conexiones programadas. Este dispositivo comenzó sus operaciones comerciales en abril del presente año.

Página Siete