Perpetuación o alternancia

cardenas El viceministro de descolonización, Félix Cárdenas, expresó las ambiciones de perpetuidad del régimen señalando que “nunca más nos bajaremos del poder”.

Esta no es una manifestación aislada, atribuible a algún elemento radical, sino que viene a sumarse a muchas otras, como la del propio Evo Morales, quien ya había indicado que su grupo llegó al gobierno “para quedarse 50 años”.

Por otra parte, Cárdenas también dijo que el 2014 es “el primer año del Pachacuti, es el tiempo de los indígenas, somos mayoría y tenemos el derecho y obligación de manejar este país".



Aparte de que los resultados del Censo de Población parecen desmentir al funcionario (alrededor de un 60% de los bolivianos se autodefinen mestizos), los dichos trasuntan una visión etnicista y hegemonista que no parece ir de la mano con una concepción republicana.

Lo cierto es que la pretensión de perpetuación colisiona con uno de los principios fundamentales del sistema democrático, como es la alternancia de partidos en el poder.

¿Será que, al igual que Rafael Correa, Morales considera a la alternancia como una “teoría burguesa” desdeñable?

Ambiciones de reproducción indefinida en el poder ha habido muchas a lo largo de la historia, como la del “Reich de mil años”, con un proyecto totalitario que terminó mucho antes de lo que pensaban sus impulsores…

notishots@gmail.com