Policías de Bolivia amenazan con huelga por alza salarial

Pedido. Gobierno dice que es tema institucional

La Razón / La Paz

Efectivos de baja graduación de la Policía Boliviana amenazan con iniciar medidas de presión desde mañana, si es que el Ejecutivo no atiende su demanda salarial. En respuesta, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aclaró que ése es un tema institucional.

El sargento Pedro Ticona, dirigente de la Asociación Nacional de Sargentos, Suboficiales, Clases y Policías (Anssclapol), instaló el primer piquete de huelga el lunes a la espera de que el Ministerio de Gobierno atienda el pedido de incremento salarial. La medida de protesta se dio un día después de que el presidente Evo Morales pidió a los jefes policiales escuchen sugerencias de los efectivos de bajo rango de esa institución.

“El apoyo es nacional, ya que se pronunciaron Oruro, Potosí, Pando, Beni, Santa Cruz y Cochabamba públicamente. Entonces, el directorio nacional (de Anssclapol) dio un plazo hasta el jueves (mañana), de lo contrario se masificarán las medidas de presión y la huelga de hambre a nivel nacional”, advirtió Ticona.

Diálogo. Agregó que mañana llegarán a La Paz representantes de los dirigentes nacionales y departamentales, jubilados y esposas entre otros, para realizar un ampliado a las 10.00 y definir las medidas de presión a adoptar.

El titular de la cartera de Gobierno aseveró que los uniformados, que están en estado de emergencia, saben que el Ejecutivo hizo todos los esfuerzos respectivos para mejorar las condiciones de los policías, aunque los uniformados tienen pretensiones mejores en cuanto a salarios, lo que se comprendería; no obstante, ellos también deberían entender que hay que ajustarse a los presupuestos que ya fueron asignados.

“Éste es un tema que seguramente lo manejarán los conductos institucionales (Comando de la Policía ), me abstengo de hacer mayores comentarios públicos. Es un tema institucional e interno”, manifestó Romero.

En marzo, el presidente de la Anssclapol, Javier Quispe, informó que expertos efectuaron un estudio sobre la canasta familiar de las familias de la Policía Boliviana, en el que se determinó que un policía debía recibir como salario mínimo Bs 4.700. Desde entonces se informó que existía un diálogo, pero según los informes de los policías de bajo rango, no se llegó a ningún acuerdo porque los jefes policiales no dan vía libre a su demanda salarial.

Policía definirá medidas de presión por salario básico de Bs 2.500

imageLOS CARTELES DE PROTESTA COLOCADOS AL INGRESO DEL PIQUETE DE HUELGA DE HAMBRE.

La Paz, EL DIARIO.- En su segundo día de huelga de hambre, el sargento Pedro Ticona anunció que este jueves a las 10.00 horas, una asamblea general definirá cuáles serán las nuevas medidas de presión que asumirán policías de baja graduación y sus esposas si no tienen respuesta favorable a su demanda de salario digno, piden 2.500 bolivianos de salario básico.

La medida de presión iniciada por Ticona, uno de los representantes del Comité Ejecutivo de la Asociación Nacional de Sargentos, Suboficiales, Clases y Policías (Anssclapol) tiene respaldo de las diferentes direcciones departamentales del país.

Omar Huayllani, ejecutivo en Santa Cruz, dijo que las determinaciones que se asuman este jueves serán acatados de manera disciplinada.

Juan Avendaño, secretario general de Cochabamba, afirmó que la propuesta presentada al Ministerio de Gobierno es una “nivelación salarial, eso el pueblo boliviano debe saber en su integridad. Nosotros, incluso hemos sugerido que esto sea programado y progresivo, en tres o en cuatro años, o el tiempo que sea razonable”, dijo a EL DIARIO.

Según el dirigente a diferencia de lo que acontece en otras instituciones, los efectivos policiales, en lo que corresponden a la masa salarial total, perciben hasta el 58 por ciento menos.

Según detalló, en 2012 técnicos del Comando Nacional de la Policía estableció que esta diferencia era del 47 por ciento, “han transcurrido dos años y esa diferencia se ha incrementado a 11 por ciento, a la fecha tenemos una diferencia de 58 por ciento, esto está demostrado con dos estudios técnicos y se les ha demostrado, a las autoridades, que existe la diferencia y mientras sigan con estas injusticias de inequidad salarial, seguirá el hambre, la injusticia y el pedido de un trato justo y un trato digno de justicia social”, afirmó Avendaño.

Al respecto, el sargento Ticona advirtió que de no darse una respuesta favorable a su demanda que data del motín policial de junio de 2012, hasta el día jueves, no se descarta movilizaciones nacionales en un bloqueo unido junto a sus esposas, organizadas de manera autónoma también a nivel nacional.