El peor sismo en 25 años sacude California

Declaran el estado de emergencia

Fue en el norte del Estado y tuvo una magnitud de 6 grados. Provocó al menos 80 heridos leves y algunos daños materiales de importancia.

Daños. El sismo provocó destrozos en algunas casas del valle de Napa.



Napa, California, AP

El sismo de mayor potencia que ha sacudido el área de la bahía de San Francisco en 25 años forzó hoy a numerosas personas a dejar sus casas y acudir a hospitales, al tiempo que provocó incendios, daños a diversos inmuebles históricos y la interrupción del suministro de electricidad a miles de viviendas y negocios en la región de Wine Country en el norte de California.

El movimiento de magnitud 6 en una escala de 10 grados ocurrió a las 3:20 de la mañana a unos nueve kilómetros de la ciudad de Napa, rompió tuberías de agua y gas, dejó dos adultos y un niño lesionados críticamente, tiró botellas y barriles en algunas vinerías famosas del valle de Napa. Hubo al menos 80 heridos leves, pero ninguna víctima fatal.

Autoridades de Napa dijeron que entre 15 y 16 inmuebles quedaron inhabitables después del sismo y se limitó el acceso a otras estructuras. El gobierno estatal declaró el “estado de emergencia” para atender con mayor celeridad los daños.

Los habitantes de la zona afectada, desconcertados y temerosos de que hubiera réplicas no regresaron a sus camas y deambulaban entre la policía y camiones de bomberos al amanecer por el centro histórico de Napa, donde debido al sismo se cayó un pedazo de tres metros de ladrillos y concreto en la esquina de un antiguo tribunal de condado.

Escombros de gran tamaño estaban desperdigados en un prado y una calle frente al inmueble y el hueco resultante permitía la vista al interior de las oficinas. Se trató del sismo más fuerte que se haya presentado en la zona de San Francisco desde el de Loma Prieta de 1989, que tuvo una magnitud de 6,9, añadió el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés).

El temblor vació gabinetes en las casas y las tiendas, provocó que se activaran las alarmas de autos estacionados e hizo que numerosos residentes del vecino condado de Sonoma salieran de sus casas a mitad de la noche. Las autoridades informaron que se reportaron numerosos cortes de electricidad en esa localidad.

“Fue un temblor oscilatorio”, dijo Rich Lieberman, residente de Oakland. “Si sintió como una oscilación al principio y luego empeoró por su duración. No fue muy fuerte, pero sí sumamente largo y extremadamente activo”, agregó.

El Servicio Geológico informó que el temblor se registró a una profundidad menor a 11,2 kilómetros (siete millas) y que hubo numerosas réplicas que se sintieron en el condado Napa.