Grandes campeones con cuidados vip

Grandes campeones con cuidados vip

Naira menacho

Una atención personalizada desde la primera luz del día, hasta el atardecer, es la que recibe el ganado de élite en las diferentes propiedades ganaderas del país. Solo en cuidados estéticos, alimentación y el suministro de vitaminas durante toda la vida del animal suponen una inversión superior a $us 4.000.



Los ganaderos no escatiman gastos para consentir a los grandes campeones, que con cada premio enaltecen más el nombre de la cabaña a la que pertenecen. Y es que en esta “ardua tarea no debe haber errores, porque eso significaría una derrota” aseguró Eduardo Jordán, gerente técnico de la Asociación de Criadores de Cebú (Asocebú).  

Atención VIP

El trato comienza cuando el ternero es seleccionado a los 60 días de nacido. A esa edad, luego de amamantarse es enviado a la pesebrera para consumir alimentos balanceados. Con este sistema, el animal es destetado a los seis meses con un peso de 400 kilos.

En adulto, el cuidado es intensivo, más aún en los meses antes de participar en las ferias agropecuarias. La primera faena se realiza a las 5:30 con el primer alimento, un concentrado fuerte en proteína y fibra que da una ganancia de 1,5 kilos por día. Un ejemplar de 500 kilos consume 7,5 kilos de proteínas y 18 kilos de silo o ración verde, divididos en cuatro a seis raciones.

A media mañana, el animal es bañado con un champú especial y jabón de coco que deja su pelaje brillante. Esto es seguido por el rasqueteo o peinado para tumbar el pelo grueso. Luego del secado vuelven a la pesebrera. Cada tres meses se realiza el casqueo del animal, es decir, el corte de uña, esta tarea la realizan personas especializadas que llegan de Brasil.

Los cebuínos salen al campo durante dos horas para liberarse del estrés. Una vez ejercitado vuelven a la pesebrera, que ya ha sido limpiada nuevamente.

La sanidad es una parte indispensable para el buen cuidado del animal.

Todas las cabañas cumplen un estricto calendario sanitario, junto con el suministro de vitaminas, minerales y desparasitantes, etc. La recompensa es obtener el reconocimiento de gran campeón, aseguran los criadores

Fuente: El Deber