Gobierno boliviano incluirá plan atómico en la inversión pública de 2015

Perfilan el Presupuesto General del Estado para el próximo año.

El vicepresidente Álvaro García Linera informó que se rebasará los 6.000 millones de dólares de inversión pública y se priorizarán termoeléctricas y carreteras.

image



Página Siete / La Paz

El Gobierno proyecta un presupuesto de inversión pública para  2015 que «rebasará” los 6.000 millones de dólares y que incluirá proyectos para obtener energía atómica, según adelantó ayer el vicepresidente del Estado, Alvaro García Linera.

«Lo que sí garantizo es que (…) la inversión pública va a rebasar los 6.000 millones de dólares para 2015”, precisó.

La inversión pública programada para este año es de 4.519 millones de dólares, según el   Presupuesto General de la Nación (PGE) 2014.

El Vicepresidente remarcó que el PGE se elabora desde agosto de cada año. Sin embargo, explicó que, tras la victoria electoral del partido de Gobierno, decidieron hacer «modificaciones” e incluyeron varios proyectos.

El vicepresidente García Linera anticipó que en el campo energético y en otros  se priorizarán «la inversión en termoeléctricas y el ciclo combinado, el plan atómico, las nuevas carreteras, los hospitales de cuarto nivel, la inversión agrícola (la construcción de la hidroeléctrica)  Rositas,  de las represas”.

El desarrollo de la energía atómica ya fue propuesto por el presidente Evo Morales el 22 de enero en su informe de gestión, cuando enfatizó  que la energía nuclear es una «prioridad estratégica” del Estado boliviano.

«Bolivia no puede estar al margen de esta sabiduría que es patrimonio de toda la humanidad. Por eso hemos tomado la decisión de formar el programa nuclear boliviano con fines pacíficos”, declaró entonces.

En julio de este año, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ofreció a Bolivia, en una reunión con  Morales, un plan integral para el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos.

La anterior semana, una comisión rusa llegó al país para evaluar y dar viabilidad a una futura cooperación al respecto.

Los expertos expusieron sus experiencias e identificaron los ámbitos en los cuales se podría   prestar ayuda.

El 2 de octubre Morales anunció que se  decidió montar un complejo de energía nuclear de 2.000 millones de dólares en el departamento de La Paz, que  estará listo para ser estrenado  en 2025.

«Hemos debatido bastante con el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, hemos analizado técnicamente la viabilidad del llamado programa de energía nuclear en Bolivia(…). Esta energía nuclear con fines pacíficos estará en el departamento de La Paz,  se estima al 2025, con una inversión de más de 2.000 millones de dólares, que serán garantizados”, dijo entonces.

Reformulación

Según García Linera, al haber ganado el MAS las elecciones generales, ahora los ministros deben reformular sus presupuestos.

«Como partido hicimos un conjunto de propuestas y de ofertas de plan de Gobierno. Como ellas ganaron (en las elecciones del 12 de octubre), los ministros tienen la obligación de reformular sus presupuestos para incorporar buena parte de los planes de Gobierno que hemos anunciado”, remarcó.

Los ministros presentarán las modificaciones en el transcurso de los siguientes días para que el viernes el proyecto presupuestario  2015 sea remitido a la Asamblea Legislativa para su tratamiento.

«No le doy más detalles; el viernes podremos hablar y con esta reformulación que deben hacer los ministros tendremos las cifras macro de crecimiento, inversión por áreas: en infraestructura, parte productiva y social”, explicó.

La inversión estatal se sextuplicó a partir de 2005

La inversión pública    subió de 629 millones de dólares en 2005 a los 4.519 millones registrados este año, lo que significa un incremento del 618%, según datos oficiales del Ministerio de Economía.

En 2005, se destinaban 326 millones de dólares a la infraestructura relacionada con comunicaciones, energía, recursos hídricos y transportes, pero subió hasta los actuales 1.695 millones de dólares.

En el área productiva, de 72 millones de dólares creció  a 1.530 millones de dólares; en el área social, aumentó de 194 millones de dólares a 1.144 millones de dólares y en el área multisectorial   fue de 38 millones de dólares a 149 millones de dólares en el período de análisis.

Además, la inversión pública dejó de depender del financiamiento externo y en los últimos años el país fue capaz de solventar este gasto de capital con sus propios ingresos.

El presupuesto de este año se destinó a   infraestructura, con un 38%, en la cual  están comunicaciones, energía, recursos hídricos y transportes.

Le sigue el sector productivo con  34%, con proyectos  en el área  agropecuaria y de hidrocarburos, entre otros. Al sector social se destinó el 25%.

Entre los proyectos  para esta gestión, están la planta de urea y amoniaco, en Cochabamba, con más de 387 millones de dólares y el teleférico, con 116,3 millones de dólares, entre otros.