“Los errores del actual tribunal son evidentes”

Un experto en elecciones de autoridades da su punto de vista acerca del momento que vive el TSE y sus acciones.

Jorge Lazarte Rojas

Pasaron las elecciones nacionales. Este proceso democrático que no pasó desapercibido y generó una serie de críticas por parte de oficialistas y opositores. Por ello se entrevistó a Jorge Lazarte Rojas, exvocal de la Corte Nacional Electoral en el período 1991 – 2001, para que brinde un análisis de este nuevo proceso electoral que concluyó el 12 de octubre.



Lazarte estudió Filosofía y Letras en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Entre sus posgrados cuenta con un doctorado en Ciencias Políticas que realizó en Sorbonne Nouvelle de París, Francia. Entre sus cargos destacan: profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), asesor académico de la Escuela de Altos Estudios Nacionales, investigador asociado del Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales (Ildis-Fes), asesor de la comisión de Reforma Política y del Estado, del Congreso Nacional y asesor de la Vicepresidencia de Bolivia.

¿Cómo vio el desarrollo de estas elecciones?
J.L.: En los últimos 25 años, nunca se había visto un proceso electoral con tantas irregularidades. Las mismas que se vieron desde un principio y se mantuvieron hasta el final. Este proceso electoral pudo ser salvado gracias a la gran diferencia de votos entre el primer y segundo lugar, sino hubiera pasado esto estaríamos viendo unas elecciones crispadas.

¿Qué lectura dejan las críticas de opositores y oficialistas?
J.L.: Son compartidas. Esto significa que los errores cometidos por el tribunal actual son demasiados evidentes, lo que genera que el TSE y los organismos electorales se encuentren en una crisis de confianza, que no la habían tenido en 25 años. Con estas elecciones se pudo salvar por las diferencias abismales entre el primer y segundo lugar. ¿Pero qué pasa si en las departamentales y municipales esto no sucede?

¿Es normal que se tarde tanto en el conteo de votos?
J.L.: Este retraso era normal hace muchos años, cuando los procesos electorales eran artesanales. Eso ha quedado atrás y ahora se cuenta con la tecnología adecuada, para que en la misma noche de elecciones se cuente con un gran porcentaje del escrutinio final. Pero no lo hicieron y es más, dieron razones que no eran ciertas. Como por ejemplo, dijeron que el problema del sistema fue ocasionado por un hacker.

¿Es necesario cambiar a los actuales vocales?
J.L.: Es sentido común, por ejemplo cuando usted va donde un médico y el mismo no lo atiende como es debido, por sentido común uno cambia de galeno, pues lo mismo pasa con este tribunal electoral. Estas personas están más de tres años, cómo pedir disculpas por el tema de los errores.

Con las elecciones municipales cerca, ¿Se deben respetar las fechas?
J.L.: Si existe la necesidad de renovar los órganos electorales y si de eso dependiera la modificación de fechas de las elecciones para gobernador y alcalde, sí tendría que hacerse.

¿Cómo ha visto la votación en el extranjero?
J.L.: Los vocales parecían más interesados en el voto del exterior que en el local. Los mismos, utilizando recursos del Estado, viajaron a diversos países del mundo en vez de asegurarse de que las cosas marchen bien en Bolivia. Han ido a 36 países, incluso algunos que apenas cuentan con una docena de compatriotas bolivianos. Las elecciones nacionales, tanto en Bolivia como en el exterior, registraron una serie de hechos irregulares.

¿Cómo ve al TSE de acá a unos 50 años?
J.L.: Lo que está ocurriendo en Bolivia con el Órgano Electoral va quedar registrado para siempre. Las instituciones son el reflejo de cómo las manejan las personas. Por ejemplo, lo ocurrido en los ’90 con la Corte Nacional Electoral (CNE) quedó marcada por el trabajo que realizaron en aquellas elecciones. Las instituciones pueden quedar estropeadas por culpa de sus operadores.

‘Los errores que se han cometido en estas elecciones nacionales, no se lo había cometido en ninguna otra’.

Fuente: www.elsol.com.bo