Única alumna de colegio Bolívar está desaparecida hace 17 días

La Paz. La madre de la joven presentó la denuncia a la Policía el jueves. Juliana Inés Castro, de 19 años, salió de su casa para ir al hospital porque estaba mal de las amígdalas. Desde el 18 de septiembre no se sabe más de ella.

imageFacebook. El volante de búsqueda que sacó Mujeres Creando, ayer.

Página Siete / La Paz, Bolivia



Juliana Inés Castro Calle, la única alumna del colegio Bolívar, desapareció el pasado 18 de septiembre en la zona paceña  Villa Nuevo Potosí. Desde ese día no se conoce ningún dato sobre el paradero de la joven de 19 años de edad.

«Hablé con ella por última vez el 18 de septiembre, fue al hospital y de ahí ya no regresó más. Estaba delicada de salud, estaba mal de las amígdalas”, contó la madre de la joven, Jéssica Calle.

El 28 de julio de este año,  por primera vez en sus 90 años de existencia, el colegio Bolívar recibió a una mujer como alumna: Juliana Inés Castro. La joven se hizo conocer públicamente por haber logrado su traspaso a la promoción de ese establecimiento educativo sólo de varones, a pesar de haber sido rechazada por ellos.

La madre de la desaparecida no sabe nada de ella. El celular de su hija está apagado. «No tenemos ninguna comunicación, nadie la ha visto, nadie sabe nada”, sostuvo la mujer.

El jefe de la división de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Ronald Gutiérrez, aseguró que desconoce la desaparición de Castro. «Tal vez la denuncia se hizo ayer (jueves) o de lo contrario hoy día y el informe no se me hizo conocer aún”, explicó el jefe policial.

Lo único que  dijo la madre de la muchacha es que fue a hacerse atender con un médico el día de su desaparición, pero no respondió por qué presentó la denuncia dos semanas después.

María Galindo, activista y líder de Mujeres Creando,  aseveró que la madre de Inés les informó el jueves sobre la desaparición de su hija, pues ella trabajaba en la colectividad. «No tenemos ninguna idea, estuvimos con su mamá anoche y está completamente desesperada. Acudió a la Policía porque nos trajo el volante emitido de la desaparición”, afirmó la activista.

Galindo no se explica qué pasó con Castro puesto que sabe que la joven se lleva bien con su madre. «Es muy difícil pensar que ella se hubiera fugado. La vi varias veces después de que logró su traspaso al Bolívar. Celebramos su cumpleaños y estuvo en el desfile del 6 de Agosto”, relató.

Rechazo hacia ella causó protestas

El intento de Juliana Inés Castro de ser la primera alumna del colegio Bolívar provocó protestas de los estudiantes varones de la unidad.

En al menos tres reuniones, los jóvenes vetaron el ingreso de la muchacha al colegio con  los argumentos de que iba a ser  la única mujer entre 750 varones, que era tarde para un traspaso y que «una chica rompería la tradición”.

La Defensoría del Pueblo y la Dirección Departamental de Educación se manifestaron en contra de la «discriminación”, por género  a la estudiante.

Precisamente, la activista María Galindo, de Mujeres Creando,  acompañó  a la joven en sus trámites de traspaso que finalmente tuvo el aval del Ministerio de Educación.

Después del recibimiento de la joven en el colegio Bolívar, el director de este establecimiento,  Domingo Mamani, explicó que   los alumnos recibieron talleres de sensibilización sobre la normativa educativa y  sobre discriminación. Hasta el 18 de septiembre, la joven iba a clases normalmente.