Madonna: “La Francia de hoy me recuerda a la Alemania nazi”

La cantante Madonna. / CORDON PRESS

Los intentos de Marine Le Pen de lavar la cara a su partido, el Frente Nacional, no tienen ningún efecto en Madonna, que se consolida como el azote mediático de la líder francesa. Se destapó como tal en su gira europea de 2012, cuando vinculó la imagen de Le Pen a la esvástica. A pesar de los problemas que ello le generó, volvió a la carga el año pasado, tras la victoria del FN en las elecciones europeas. Esta semana, justo antes de la ceremonia de entrega de los premios Brit de música pop, en Londres, en los que sufrió una aparatosa caída desde el escenario, la cantante no dudó un instante de mantener su duro discurso en los micrófonos de la radio Europe 1. En la entrevista, difundida esta mañana, Madonna asegura que la Francia de hoy le recuerda a la Alemania nazi y se confiesa aterrorizada por el nivel de intolerancia y de antisemitismo.



Concierto de Madonna en París con la imagen de Marine Le Pen. / EL PAÍS

Cuando la periodista francesa le recuerda ahora a Madonna sus problemas con el Frente Nacional, la estrella del pop le aclara que en 2012 lo único que quería denunciar era la progresión en Francia del “partido fascista” y que sus opiniones de entonces son válidas en la actualidad. Entonces, el uso de la esvástica unida a Marine Le Pen le costó denuncias e, incluso, dice, amenazas. Ahora se limita a utilizar la palabra, pero con la misma carga de profundidad. “Francia fue el primer país en aceptar a la gente de color, que acogió a Joséphine Baker, Charlie Parker, escritores, pintores… Es un país que fomentó la libertad en todas sus formas. Ahora, todo eso ha desaparecido”.

La cantante americana, afincada en Reino Unido, cree que la intolerancia y el antisemitismo no son fenómenos exclusivos de Francia, sino de toda Europa, pero también, que conciernen muy especialmente a Francia. La agencia France Presse ha recordado respecto a estas declaraciones que la estrella del pop no se ha convertido al judaísmo, pero sí es seguidora de la cábala, una disciplina relacionada con esta religión que analiza la Torà. El antisemitismo creciente que ella denuncia, sin embargo, es una realidad que confirman las cifras oficiales francesas y que preocupa enormemente al Gobierno francés desde hace tiempo; antes incluso del atentado de enero pasado que costó la muerte a cuatro judíos en un supermercado de comida kasher. “El antisemitismo, ese viejo eslogan ario, esa forma de ser, de pensar, de reaccionar en un clima de miedo extremo… Todo esto me aterra”, añade la cantante.Madonna no solo se ha enemistado con el Frente Nacional. Su defensa de la homosexualidad también le ha supuesto problemas en Rusia y todo parece indicar que no teme un rechazo del público francés por sus opiniones políticas. Asegura que dará conciertos en este país este verano con su nuevo álbum, Rebel heart (Corazón rebelde).

Gabriela CañasFuente: elpais.com