Moody’s rebajó la nota de Petrobras hasta «bono basura»

La agencia redujo dos escalones la calificación de la petrolera estatal brasileña y la situó en Ba2, nivel considerado especulativo.

La agencia internacional de calificación Moody’s anunció el martes que rebajó todos los ratings de la deuda de la estatal brasileña Petrobras, inmersa en un enorme escándalo de corrupción, y le retiró el grado de inversión.



La deuda de Petrobras, hasta hace poco considerada la mayor y más prestigiosa empresa deBrasil, fue degradada por Moody’s de Baa3 a Ba2, un grado especulativo, debido a «preocupaciones crecientes sobre investigaciones de corrupción y presiones de liquidez que pueden resultar de los atrasos en la entrega de resultados financieros auditados», dijo la empresa en un comunicado colgado en su sitio web.

Otra razón esgrimida por Moody’s en su decisión es que la compañía petrolera posiblemente se verá obligada a «realizar una reducción significativa en su muy alta carga de la deuda» en los próximos años.

«DEBEMOS CASTIGAR A LOS CULPABLES DE CORRUPCIÓN, PERO NO TIRAR A LA BASURA A PETROBRAS», PIDIÓ EL EX PRESIDENTE LULA

Casi a la misma hora en que se conocía la decisión de la agencia calificadora, el ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva se lanzaba a la defensa de la maltrecha imagen de la estatal.

«Debemos castigar a los culpables de corrupción, pero no tirar a la basura a Petrobras», pidió Lula en un acto con trabajadores petroleros en Río de Janeiro.

De mal en peor

Ésta es la cuarta vez que Moody’s degrada las calificaciones de deuda de Petrobras desde octubre. Y advirtió que las coloca en revisión para una eventual nueva rebaja.

Moody’s se convierte así en la primera de las tres principales agencias de calificación internacional que considera especulativa la deuda de la petrolera, cuyo capital accionario es controlado en 48% por el Estado brasileño.

Debido al escándalo de corrupción, que según la policía ha movilizado unos 4.000 millones de dólares en una década, Petrobras aplazó varias veces la entrega de sus resultados financieros del tercer trimestre de 2014, programada inicialmente para noviembre. El mercado exige que tengan en cuentan las pérdidas.

«Moody’s no percibe un progreso sustancial que reduzca de manera significativa la preocupación sobre el potencial para la aceleración de pagos bajo acuerdos de deuda que requieren la entrega de balances financieros auditados», sostuvo la agencia, señalando su inquietud por un eventual default.

Finalmente, Petrobras entregó sus resultados del 3T a fines de enero, pero sin tener el aval de una auditoría internacional y sin contemplar las pérdidas contables que develó la Operación «Lava Jato» (lava coches), que estalló en marzo de 2014 y es el mayor escándalo de corrupción de su historia.

La investigación policial y judicial ha revelado el pago de millonarios sobornos por parte de empresas constructoras brasileñas asociadas en un cártel, a cambio de contratos con la petrolera.

El precio de los contratos era inflado y una parte del dinero beneficiaba a directivos de Petrobras, a intermediarios y a políticos del gobernante Partido de los Trabajadores y aliados, según han declarado varios acusados que buscan reducir sus penas a cambio de una delación.

La ex presidenta de la estatal, Graça Foster, y cinco de sus directivos renunciaron a sus cargos, y Petrobras ha prometido ahora entregar los resultados de 2014 antes del fin de mayo.

«Moody’s comprende que la compañía está concentrándose en acciones que están bajo su control y trabajando con su auditor para entregar estos balances tan rápido como sea posible, y está tomando también medidas para mejorar su perfil de liquidez», anotó la agencia calificadora.

Sin embargo, sostuvo que «no ve aún ninguna garantía concreta de que los balances auditados estarán disponibles en una fecha particular».

La ex presidenta de la estatal, Graça Foster

Reuters

Grandes sueños

Hace apenas unos años, Petrobras anunció el mayor plan de inversiones del planeta para duplicar su producción de crudo en 2020 y convertir a Brasil en país exportador, tras descubrir las inmensas reservas del «presal», a unos seis kilómetros bajo el suelo marino.

Hoy, la compañía lleva perdidos miles de millones de dólares y navega en un mar de desconfianza que ha valido los sucesivos recortes en su calificación crediticia y la salida intempestuosa de Foster, una protegida de la mandataria Dilma Rousseff.

Con una aguda caída del precio del petróleo como telón de fondo, Petrobras ya anunció recortes en sus inversiones.

«LA JOYA DE LA CORONA HA SIDO LITERALMENTE DESTRUIDA»

«La joya de la corona ha sido literalmente destruida», dijo recientemente David Fleischer, profesor emérito de la Universidad de Brasilia especializado en Estado y Gobierno.

El fiscal general de Brasil se apresta a pedir esta semana a la Corte Suprema que tome acciones sobre los políticos con fueros involucrados en el escándalo.

Fuente: www.infobae.com