Aplazada la boda de Anahí y el gobernador de Chiapas

Anahí y Manuel Velasco, en octubre de 2014. / Omar Martinez (ZUMAPRESS.com)

Para explicarlo, en México existe una frase: «Que siempre no». La esperada boda entre el político mexicano Manuel Velasco, gobernador de Chiapas —uno de los estados más pobres del país— y la popular cantante Anahí se ha postergado. “No tenemos fecha aún”, afirmó un día antes de la cita, el 11 de abril, el propio Velasco. Eso sí, aunque no precisó cuándo sería la ceremonia ni brindó mayores detalles, afirmó que “todos estaban invitados”.



La cancelación del enlace, que en un inicio se celebraría en la catedral de San Cristóbal de las Casas (un pueblo emblemático del movimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN), tomó por sorpresa hasta a los reporteros que ya se habían trasladado a Chiapas para cubrirlo. Velasco les indicó que el día que se casaran, los medios de comunicación estaban también invitados para cubrirla, aunque evitó entrar en detalles.

Así Velasco zanjó una cascada de rumores que rodean el mediático romance, cuya culminación se ha convertido en uno de los secretos mejor guardados de México. Anahí es una de las actrices y cantantes más populares de América Latina; el gobernador de Chiapas, con más de un 70% de índice de pobreza, es un político que no ha disimulado su encono por ser conocido hasta en los más pequeños rincones de México, lo que ha disparado los rumores de que busque la presidencia del país en 2018. Lo último que se supo fue la celebración del cumpleaños 35 de Velasco, de la que Anahí subió una foto en redes, y poco más.

Solo en enero de 2014 Velasco reconoció que ha gastado más de 130 millones de pesos de dinero público —cerca de 10 millones de dólares en su momento— en “comunicación social” durante el primer año de su gestión. Desde entonces, la promoción de su estado (y su imagen) no ha perdido ritmo. Ha superado con creces el de su antecesor, Jaime Sabines, y frente a un grupo de manifestantes que le increparon en diciembre del año pasado sobre sus gastos, el gobernador respondió que estos son «transparentes», pese a que su Gobierno se ha esforzado en mantenerlos en secreto.

Por su lado, Anahí ha bromeado en redes sociales sobre la postergación de la boda pero ha mantenido silencio sobre los detalles. Los rumores sobre una posible cancelación habían comenzado desde que trascendió que la novia sufría de conjuntivitis. Ha compartido detalles como la preparación de su vestido (bordado por mujeres indígenas, como fue su propia idea) y otros detalles. La actriz Sherlyn, que había participado con ella en la telenovela Clase 406 y que mantiene una cercana amistad con la pareja, había asegurado a un medio local que ya había recibido la invitación para la boda e incluso bromeó con que ya tenía su vestido.

Velasco dijo a los medios que su boda será un evento “sencillo e íntimo”. La pareja lleva tres años de noviazgo. Casi el mismo tiempo que el joven gobernador, nieto de un renombrado gobernador priista pero militante del PVEM —un partido “verde” que defiende la pena de muerte y el fracking—, lleva en el cargo.Una fuente cercana a la pareja afirmó que los novios barajan que el enlace se celebre en dos semanas. En enero habían dicho que sería en abril. El secreto rodea a la historia entre el gobernador más joven del país (35 años) y una popular y bella actriz y cantante. La exclusiva del año que se ha convertido en el mayor secreto de México.Verónica CalderónFuente: El País