Cuba y EEUU tendrán en Panamá su primera reunión presidencial en medio siglo; se da histórico saludo de Obama y Castro

Los presidentes de Estados Unidos y Cuba protagonizaron el momento más esperado desde que reiniciaron el diálogo en diciembre. Ocurrió este viernes a la noche, minutos antes del inicio del foro que se celebra en Panamá, el presidente dBarack Obama, y su homólogo cubano, Raúl Castro, protagonizaron un saludo histórico.

Cuba y EEUU tendrán en Panamá su primera reunión presidencial en medio siglo

Obama y Castro celebrarán el sábado un encuentro en Panamá, después de coincidir hoy en la inauguración y cena oficial de ese foro hemisférico, donde por vez primera han estado representados todos los países del continente americano, incluida la isla caribeña.

La Razón Digital / Soledad Álvarez, EFE / Panamá



imageRaul Castro y BarackObama se saludan en la inauguración de la Cumbre de las Americas. 

La VII Cumbre de las Américas se convertirá en el escenario de la primera reunión en más de medio siglo de un presidente de Estados Unidos y uno de Cuba, un cara a cara histórico entre Barack Obama y Raúl Castro para sellar el deshielo de dos países antagonistas en proceso de reconciliación.

Obama y Castro celebrarán el sábado un encuentro en Panamá, después de coincidir hoy en la inauguración y cena oficial de ese foro hemisférico, donde por vez primera han estado representados todos los países del continente americano, incluida la isla caribeña.

El diálogo de mañana entre los presidentes de Cuba y Estados Unidos llega precedido de una conversación telefónica que mantuvieron el pasado miércoles y que estuvo centrada en revisar el proceso para la restitución de relaciones diplomáticas bilaterales anunciado en diciembre.

Ese tema y la apertura de embajadas en ambos países -para la que aún no hay fecha- también fue tratado en la reunión de tres horas que celebraron el jueves en Panamá el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, hasta ahora el contacto de más alto nivel diplomático entre Estados Unidos y Cuba desde 1958.

La reunión entre Obama y Castro llega casi cuatro meses después de que ambos presidentes anunciaran, en sendos discursos simultáneos desde Washington y La Habana, un acuerdo para el restablecimiento de relaciones diplomáticas que pone fin a mas de cincuenta años de hostilidades entre dos países separados por los apenas 140 kilómetros del estrecho de la Florida.

Desde el 17-D, Cuba y EE.UU han mantenido un diálogo continuado que se ha concretado en tres rondas de negociación (la primera y tercera en La Habana y la segunda en Washington) entre dos equipos diplomáticos encabezados por la secretaria norteamericana para América Latina, y la directora para América del Norte de la Cancillería de la isla, Josefina Vidal.

Esas delegaciones también se vieron el pasado 31 de marzo en la capital norteamericana en una reunión preliminar sobre derechos humanos, uno de los principales escollos en la negociación.

A pesar de todas estas reuniones, aún no se ha anunciado la fecha para la reapertura de embajadas en La Habana y Washington, a pesar de que Estados Unidos inicialmente pretendía dar ese paso antes de la Cumbre.

También está pendiente aún la salida de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo: tras la recomendación a favor enviada por Kerry a la Casa Blanca, Obama todavía no ha tomado una decisión y que sus asesores continúan revisando el asunto.

El asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, no descartó que la decisión de Obama se anuncie en las próximas horas e insistió en que la evaluación de la Casa Blanca se basará en «hechos» que determinen si Cuba ya no debe ser considerado un país patrocinador del terrorismo.

Cuba reclama su salida de esa lista, en la que aparece cada año desde 1982, pero no lo considera una «precondición» para retomar las relaciones bilaterales con EEUU y reabrir las embajadas en las respectivas capitales, aunque los expertos coinciden en que sería un paso muy importante hacia la normalización diplomática.

La isla siempre ha tachado de injustificada e injusta su inclusión en esa lista que además añade sanciones económicas contra Cuba adicionales a las que ya se le aplican por el embargo norteamericano y le impide acceder a servicios internacionales financieros y crediticios.

Y mientras llegan reuniones, fotos históricas y quien sabe si anuncios de calado sobre el deshielo cubano-estadounidense, Raúl Castro aprovechó su primera jornada oficial en Panamá de este viernes para reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

También sostuvo un encuentro en la capital centroamericana con el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, quien ha participado en el Foro Empresarial de la Cumbre.

No es la primera vez que Castro se reúne con Ban y Donohue: con el secretario general de la ONU lo hizo en enero de 2014 en La Habana con motivo de la II Cumbre de la Comunidad de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), y al presidente de la Cámara comercial norteamericana lo recibió en mayo del año pasado cuando el líder empresarial visitó la isla.

Histórico saludo de Obama y Castro en la Cumbre de las Américas

Los presidentes de Estados Unidos y Cuba protagonizaron el momento más esperado desde que reiniciaron el diálogo en diciembre.

EL DEBER Digital

​Era la foto más esperada de la VII Cumbre de las Américas. Este viernes a la noche, minutos antes del inicio del foro que se celebra en Panamá, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo cubano, Raúl Castro, protagonizaron un saludo histórico.

Castro y Obama se estrecharon las manos y caminaron juntos. Las imágenes del apretón de manos entre ambos mandatarios ya recorren las redes sociales y se pueden ver en el presente video.

El secretario de Comunicación de Panamá, Manuel Domínguez, ha sido uno de los primeros en subir una de estas instantáneas junto al siguiente texto: «Panamá: el país que une al mundo».

El encuentro del sábado

«Anticipamos que (Obama y Castro) tendrán un diálogo mañana (sábado) en los márgenes de la Cumbre«, explicó a los periodistas el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

El asesor de Obama dijo después que los dos líderes coincidirán esta noche en la ceremonia oficial de inauguración de la Cumbre y en la cena a la que asistirán los mandatarios del continente, pero aclaró que no prevé un diálogo entre ellos este viernes, sino mañana, sábado.

Rhodes no dio detalles de la hora del encuentro entre Obama y Castro del sábado ni de cómo será la «estructura» de su reunión.

Esta es la primera vez que se invita a Cuba a la Cumbre de las Américas. Antes, ningún gobierno anfitrión se había animado a hacerlo debido a la negativa de Estados Unidos y a la fuerte influencia que aún tenía en la región.