Sobreseen a exviceministro Farfán y policías imputados por represión a indígenas en Chaparina

Colodro queda como el único responsable, dice abogada.

Sobreseen a Marcos Farfán y policías imputados por el caso Chaparina

imageERBOL, Bolivia

Represión. Una mujer que apoya a indígenas por el TIPNIS es detenida por la Policía; fue en septiembre de 2011. Foto archivo La Razón.



La comisión de fiscales del caso Chaparina resolvió el sobreseimiento de Marcos Farfán, exviceministro de Régimen Interior, y todos los implicados –coroneles y generales de la Policía Boliviana– contra quienes se amplió la imputación formal en noviembre de 2014.

“Los sobreseídos son todos los que fueron incluidos en la última resolución de imputación formal, además del señor Farfán y otros que con anterioridad  ya habían sido previamente imputados. Estamos hablando de ocho a nueve personas”, dijo la abogada de las víctimas de Chaparina, Aida Camacho, quien no precisó los nombres de los sobreseídos.

Sin embargo, en la ampliación de la imputación formal –por la represión a la marcha indígena el 25 de septiembre de 2011– fueron incluidas 14 personas: el general Carlos Reemberto Flores Cuellar, general Gino Antonio Catacora Belmonte, coronel Oscar Chavez Rueda, coronel Edwin Ponciano Durán Velasco, coronel William Enrique Albarracín Triveño y el coronel Rubén Antonio Zegada Portugal.

Asimismo, el coronel José Luis Aranibar Guzmán, coronel Henry Manuel Terrazas Verduguez, coronel Ricardo Raúl Cadima Coca, coronel Jorge Celiar Cadima Medrano, coronel Edmundo Rivero Cors, general Víctor Santos Maldonado Hinojosa, teniente coronel Saul Fernando Torrico Calderon y la cabo Angélica Dayana Cáceres Ramírez.

Por tanto –según la abogada Camacho– el Oscar Muñoz Colodro es el único que al momento permanece en el proceso, como si fuera el único responsable de la represión de los indígenas. “No hay absolutamente nadie más que el general Colodro”, lamentó.

Acusó a la fiscal Patricia Santos de “manipular”  todo este proceso y de actuar “negligentemente para que no se administre la justicia, pero diligentemente para que lleguemos a este fin de sobreseimiento” de los que estaban imputados.

Ante esa situación, Camacho anunció que apelará la decisión para de una vez terminar con los recursos legales en el país y así dar un próximo paso, que sería la formalización de una demanda internacional.

“Hay un principio universal que es la prohibición de doble juzgamiento, que cuando se incluye a personas en un proceso y luego se los sobresee ya no hay oportunidad de una segunda  persecución por el mismo hecho, eso es lo que han querido garantizar (con el sobreseimiento),  sin embargo no se percataron que estamos frente a una vulneración de derechos humanos a delitos a lesa humanidad, eso sí tiene sede en la vía internacional”, apuntó.