La tensión vuelve a La Paz; Policía gasifica a potosinos, que responden con dinamitazos

Fuertes enfrentamiento comenzaron a las 14:00 en La Paz, luego de romperse el intento de diálogo entre el Gobierno y los cívicos potosinos, respaldados por los mineros de dicho distrito.Los uniformados lanzaron gases lacrimógenos contra los potosinos en las afueras del viceministerio de Gobierno, escenario del frustrado diálogo. En un edificio cercano donde funciona la embajada de Alemania se desató un incendio que ya ha sido controlado.
FRACASA EL INTENTO DE DIÁLOGO Y LA TENSIÓN VUELVE A LA PAZ

Ministros y dirigentes de Comcipo no llegaron a un acuerdo sobre el papel que jugará el presidente Evo Morales en la resolución del conflicto. El Gobierno propuso un cuarto intermjedio, pero los dirigentes cìvicos abandonaron la mesa de trabajo y poco después se desataron enfrentamientos en puertas del Viceministerio de Régimen Interior, cuyos vidrios fueron rotos por las explosiones. También se registró un incendio en instalaciones de una delegación diplomática cercana.

La Razón Digital / La Paz



Policías movilizados en inmediaciones del Viceministerio de Régimen Interior lanzan a los cívicos movilizados. Foto: Jorge Quispe Policías movilizados en inmediaciones del Viceministerio de Régimen Interior lanzan gases a los cívicos movilizados. Foto: Jorge Quispe

Por desacuerdos sobre el papel que jugará el presidente Evo Morales en la solución del conflicto, al inicio de esta tarde fracasó el intento de instalación de una mesa de diálogo entre ministros y dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo). Tras el fracaso volvió la tensión a la ciudad de La Paz, con enfrentamientos entre los sectores movilizados y efectivos de la Policía Boliviana.

La fractura se dio aproximadamente a la 01:30, minutos después de que ambos grupos se reunieran en instalaciones del Viceministerio de Régimen Interior para definir las condiciones en que se instalaría la negociación.

El encuentro comenzó con la exposición de argumentos de los cívicos potosinos, quienes reclamaron que los medios del Estado no transmitan el encuentro y ratificaron su exigencia de que el Presidente firme el documento de conclusiones que surja del diálogo.

Tras escuchar las intervenciones de varios dirigentes, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que la transmisión no fue posible debido a desperfectos ocasionados por la explosión de cachorros de dinamita y reiteró que Morales no firmará compromisos porque esto no forma parte de sus atribuciones, aunque aclaró que sí firmará decretos y leyes emergentes de los eventuales acuerdos.

Los argumentos de Romero no convencieron al presidente de Comcipo, Jhonny Llally, quien tras escuchar a la autoridad anunció que abandonaba la mesa de diálogo porque el Gobierno no justificó el impedimento constitucional que habría para que el Presidente firme compromisos.

El ministro llamó a los dirigentes a no abandonar el encuentro y propuso un cuarto intermedio para que los medios del Estado resuelvan el problema técnico e inicien la transmisión y los dirigentes ordenen la lista de sus representantes, pero su solicitud no fue escuchada y los delegados enviados por los cívicos abandonaron las instalaciones del Viceministerio de Régimen Interior.

Inmediatamente los ministros ofrecieron una conferencia de prensa en la que lamentaron la actitud de los cívicos, pidieron su retorno y anunciaron que continuarían esperando con el objetivo de que se instale el diálogo.

“Lamentamos esta actitud intransigente, soberbia y malvada de estos políticos”, dijo el ministro Romero, mientras su colega de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, convocó a los dirigentes de Comcipo a dar más importancia a los temas de fondo de su pliego.

“El tema de fondo es el pliego y no los actores periféricos”, dijo y cuando reiteraba su pedido de que “retorne la prudencia y la cordura” se oyó una explosión que provocó la intempestiva retirada de los ministros.

En la calle se desató un enfrentamiento entre los sectores movilizados y efectivos de la Policía Boliviana, que utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a la turba. Una explosión provocó la rotura de vidrios de la edificación donde minutos antes se encontraban los ministros y los cívicos.

Poco después se registró un incendio en instalaciones de la representación diplomática alemana que se encuentra cerca del lugar y la tensión se apoderó nuevamente en La Paz.