Capitán de la FAB llevaba 362 kg de cocaína a Brasil; el narcomilitar boliviano fingió secuestro y enfada al Gobierno

[vid url=http://cd1.eju.tv/video/1406/PB1509050700.mp4]Cadena A

Yimy José Urzagaste Zabala, capitán de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). Se burló de la justicia en enero inventó un secuestro y logró quedar libre. Foto ABI.

Tráfico. El oficial fue capturado en el Madidi. Autoridades militares le dieron de baja.

Cae narcomilitar que fingió secuestro; enfada al Gobierno

EL DEBER, La Paz

Su mirada no irradia ningún tipo de arrepentimiento. Yimy José Urzagaste Zabala, capitán de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), fue presentado ayer en La Paz como el narcopiloto que intentó introducir 362,6 kilos de pasta base de cocaína a la localidad de Roboré, Santa Cruz.



El militar fue capturado el jueves al mediodía en el parque Madidi (norte de La Paz) mientras intentaba despegar una avioneta con matrícula peruana. Ya conocido el caso, el Gobierno anuncia una ley que sancione drásticamente a uniformados involucrados con el narcotráfico.Urzagaste Zabala tiene un pasado confuso.En enero de este año denunció que había sido secuestrado por gente desconocida cuando estaba por la terminal Bimodal y llevado al norte cruceño, de donde intentó huir y se fracturó la clavícula. Dijo que unas personas lo hallaron en el monte y lo trasladaron a Yapacaní, de donde fue rescatado por la FAB, que envió un helicóptero para trasladarlo a la capital cruceña, a fin de que sea atendido en el hospital de Cossmil. En esa ocasión su versión no fue creída por la Fiscalía, que decidió investigarlo, pero por motivos que aún se desconocen el capitán logró salir en libertad.La versión del secuestro fue desmentida y aclarada ayer por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn). La instancia antidroga informó de que el militar “fingió el secuestro para encubrir un envío de dinero que habría realizado desde Bolivia hacia el Vraem en Perú, para la compra de sustancias controladas”. Fue en ese operativo que el militar tuvo un accidente en suelo peruano y luego fue trasladado a Yapacaní “por una organización liderada por un narcotraficante que opera en Bolivia”.La presentaciónEl ministro de Gobierno, Carlos Romero, presentó ayer al capitán Urzagaste Zabala. El militar, que vestía una camisa y jeans, estaba escoltado por dos policías antidrogas. Su mirada se fijó hacia el horizonte. Delante de él estaban los paquetes de droga que intentó llevar a Roboré, para luego trasladarlos a Brasil.El militar fue capturado el jueves, a las 11:00. Un grupo de efectivos esperó el arribo de una nave en una pista clandestina en el parque Madidi (La Paz). La aeronave, con matrícula peruana CP-2781, fue interceptada y se procedió a la aprehensión del piloto.En el aparato se encontraron 362,6 kilos de pasta base de cocaína, que fue introducida a Bolivia desde el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en plena selva peruana. Este lugar tiene varias pistas clandestinas y ahí opera Sendero Luminoso.Urzagaste trabajó con narcos peruanos, que ahora tienen como misión purificar la pasta base en suelo boliviano. Hay laboratorios en el norte de La Paz, Pando, Beni y Santa Cruz, y la mayoría son liderados por narcos peruanos. “Aprovechó su conocimiento técnico de pilotaje seguramente para vincularse y trasladar droga. No es que ignoraba lo que estaba trasladando, es parte, seguramente, de una operación de tráfico de droga”, declaró Romero.Ayer el detenido guardó silencio y está a la espera de su audiencia cautelar, prevista para hoy. Vivía en Roboré, donde era instructor de vuelo. Pidió permiso en varias ocasiones, presuntamente para operar narcovuelo.Además, sería uno de los 10 narcos que escapó de una acción de Umopar en Puerto Grether, zona de San Germán, el 21 de enero. La droga que intentó introducir a Bolivia, cuesta en Brasil $us 1,8 millones

Cae un capitán de la FAB que llevaba 362 kg de cocaína a Brasil

Tráfico. El oficial fue capturado en el Madidi. Autoridades militares le dieron de baja

La Paz. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, presenta la droga confiscada al oficial de la FAB.

La Paz. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, presenta la droga confiscada al oficial de la FAB. José Lavayén.

La Razón / La Paz 

Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) capturaron el jueves, en el norte de La Paz, a un oficial de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) con 362 kilos de cocaína que pretendía transportar a Brasil en una avioneta, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

El aprehendido, el capitán de la FAB Jimmy U.Z., fue aprehendido en la provincia Abel Iturralde del departamento de La Paz, en el parque Madidi, en el operativo denominado “Tres Cruces”. Ante este hecho, el implicado fue trasladado a la sede de gobierno y presentado por Romero.

“Se procedió con el secuestro de 362 kilos de cocaína transportados en una avioneta. El operativo se realizó en el parque Madidi (norte de La Paz), en donde la aeronave CP-2781 Cessna, con gran capacidad de autonomía de vuelo, fue atrapada cuando pretendía despegar. Al mando estaba un piloto de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Jimmy U.Z.”, relató Romero.

Interdicción. Agregó que la droga estaba en el interior de la avioneta y que tenía como destino final Brasil, previa escala en Roboré (Santa Cruz), donde se calcula que se iba a comercializar en al menos $us 1,08 millones. Agregó que la cocaína era peruana.

Romero aseguró que la avioneta es particular y que ya fue utilizada para cometer este tipo de ilícito, según informes recibidos de los policías peruanos. Los efectivos antidrogas bolivianos hicieron un seguimiento de 11 días para lograr este resultado en el norte paceño. “La investigación continúa en curso y no se conoce con precisión cuánto tiempo el piloto de la FAB estaba involucrado en la ilícita actividad del narcotráfico”, refirió.

Advirtió luego que la investigación del caso continuará para dar con los nexos que tiene el acusado, tanto dentro como fuera del país.Horas antes, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo que se pidió la baja definitiva del oficial de la FAB y que se actúe con drasticidad. Esa baja fue concretada en la noche por autoridades militares.

“Tampoco se tolerará implicaciones de miembros de las Fuerzas Armadas (FFAA) en actos de corrupción o narcotráfico, somos implacables contra estos miembros de la institución que dañan la imagen de la FAB y del país. Por lo tanto, no hay ninguna razón para ser generosos con oficiales que se supone que tienen el mando de preservar la soberanía del Estado boliviano. A estos señores se les debe dar sanciones más radicales porque se les paga con dinero de los bolivianos”, cuestionó Quintana.

Según informes del Ministerio de Gobierno, el piloto acusado ya contaba con antecedentes, ya que en enero fingió un secuestro en la localidad de Yapacaní, Santa Cruz, tras desaparecer al menos 72 horas, hecho que fue desvirtuado en un proceso judicial. Asimismo se indicó que ahora el uniformado de la FAB había solicitado permiso para ausentarse de la unidad en Roboré, en el departamento de Beni, donde estaba destinado. El militar tenía entre 12 y 15 años de servicio en las Fuerzas Armadas.

Dan de baja al oficial

El comandante accidental de la FAB, general Celier Arispe, informó que el capitán Jimmy U.Z. fue dado de baja de la institución. La autoridad cree que no hay más efectivos implicados.

La FELCN confisca 4 kg de droga en Cochabamba

Angélica Melgarejo

La fuerza antidrogas decomisó cerca de cuatro kilos de cocaína y marihuana en cuatro operativos realizados en los últimos tres días. Además, destruyó cinco fábricas de cocaína donde halló 370 litros de “agua rica” (droga líquida) y un lote de precursores.

“Se han desarrollado operativos y el total de cocaína confiscada es de 3.030 gramos y marihuana 480 gramos. Las fábricas destruidas son cinco, sustancias desechadas 370 litros de agua rica, equivalente a 13.993 gramos de cocaína”, informó el coronel Freddy Vargas, director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Cochabamba.

Resaltó el caso del hallazgo de una camioneta en inmediaciones de El Churo, provincia Carrasco. El motorizado, que se dirigía a la capital, llevaba 1.850 gramos de cocaína, por lo que se aprehendió a una persona. El vehículo tenía compartimentos destinados a camuflar la droga. En un examen de microaspirado también se encontraron residuos de marihuana.