La actriz Emma Thompson cree que Reino Unido es racista en la crisis de refugiados

«Si estas personas fuesen europeos blancos que vienen huyendo de alguna dictadura en Bosnia, creo que nos sentiríamos diferentes sobre el tema», dijo a la BBC

Emma Thomspn critica al gobierno británico

Antes que saliera a la luz pública la fotografía del pequeño niño sirio ahogado en aguas turcas que ha conmovido a todo el mundo sobre el tema de la crisis migratoria, David Cameron, primer ministro de Reino Unidos, se había negado a aceptar a más inmigrantes.

Cameron se refería a los refugiados de Calais como «enjambre», pero tras mirar la fotografía del niño, ha suavizado su tono de discurso. «El Reino Unido es una nación moral y cumplirá con sus responsabilidades morales. Estamos admitiendo a miles de personas y admitiremos a miles de personas más», dijo.



Pero aunque Cameron hiciera su examen de consciencia, la actriz Emma Thompson, conocida por «Sense and Sensibility», «En el nombre del padre» y «Howards End», ha sido muy crítica con la posición de su país en este tema tan delicado.

Thompson, dijo sentirse «avergonzada», ya que el gobierno británico ha respondido de forma muy irregular a la crisis.

«La idea de que en Calais haya 3.000 personas que han vivido cosas impronunciables me hace sentir muy avergonzada», dijo al programa «Newsnight» de la BBC.

Parte de esa molestia reside en la cifras de refugiados que llegan y son aceptados en los diversos países de la Unión Europea, por ejemplo, los 800.000 que espera Alemania que lleguen este año, unas cifras, ha dicho, que empequeñecen a la cuota de Reino Unido.

«No es suficiente. Ni siquiera alcanzamos nuestras cuotas. Eso es bastante vergonzoso y creo que tiene que ver con el racismo», se atrevió a decir la actriz.

«Si estas personas fuesen europeos blancos que vienen huyendo de alguna dictadura en Bosnia u otro lugar, creo que nos sentiríamos diferentes sobre la crisis», acusó.

Thompson dijo que esperaba tener mejores gobernantes en Reino Unido, que haga frente a los ataques a la gente vulnerable. «No vienen aquí porque quieran una salida fácil. Ellos han atravesado un infierno. Hay 3.000 de ellos en Calais. Eso no es nada. Y nosotros tenemos suficiente espacio para ellos»

Fuente: www.abc.es