Rubén Costas Aguilera: “Me sorprendió la valentía de las mujeres”

GOBERNADOR DE SANTA CRUZ, BOLIVIAEntrevista. Contó que le tocó vivir momentos más difíciles en sus viajes, como accidentes en carreteras y el asalto con un disparo en la cabeza. Salir con vida de momentos difíciles para Costas es una obra de la Divina Providencia.Costas dice que experimentó varias situaciones de peligroCostas dice que experimentó varias situaciones de peligro.Guider Arancibia Guillen, EL DEBEREl gobernador Rubén Costas no alteró su agenda de trabajo después del percance que tuvo en el aeropuerto El Trompillo junto con integrantes de su gabinete. Ayer asistió a todos sus compromisos fijados sin ningún problema, algunos lo consideraron un león y otros un gato que siempre se salva¿Cambiará su vida después de este percance?No cambiará nada. Esto no es para hacerse el héroe, es una realidad y parte de los gajes del oficio que uno debe sobrellevar en la vida. Hemos tenido muchos accidentes más graves en las carreteras y, bueno, el del asalto, pero eso es para la anécdota. Me sorprendió la tranquilidad que hubo en los minutos que sobrevolamos y sobre todo la valentía de las dos mujeres, Kathia Quiroga y Paola Parada. Me dejaron lleno de orgullo porque se portaron como si nada pasara. En el aterrizaje, nosotros, por la experiencia ya de tantas batallas en todas partes, somos más cancheros. Por eso no pasó más de ser un simple incidente.¿Qué pasó antes y durante el aterrizaje?Para aterrizar con una sola rueda se necesita una pericia porque se desarrolla velocidad. Muchas veces si aterriza así la avioneta puede dar trampolín. Lo grave es cuando cae en tierra, empieza a echar chispas y por eso se tuvo que sobrevolar para consumir el combustible.¿Cómo logra salir de la avioneta?Venía sentado al lado de la puerta y estaba un poco difícil de abrir. Sin embargo, despegué y de un empellón la abrí. Me quedé como un buen capitán de la nave y ayudé para que después todos saliéramos. La familia es lo preocupante, por eso me saqué una foto al lado de la avioneta para que vean que no pasó nada.Ahora lo comparan con un gato o un león, ¿qué dice?Los dos son felinos y tienen varias vidas. Si les contara las peripecias que he pasado en otras circunstancias, se quedarían pasmados. De verdad recorro por diversos caminos y no hay que hacerse el valiente porque fueron innumerables las situaciones de peligro que viví, pero definitivamente quiero confesarles que hay un manto sagrado que nos protege. Estoy seguro de que esto es atribuido a la Divina Providencia, a Dios