Encuestas pre-zapatazo y riesgos de fraude

NOSe difundieron recientes sondeos sobre la intención de voto para el 21F, donde el SÍ y el NO aparecen en un empate técnico, con una leve ventaja para la segunda opción. El resultado es bastante pobre para el oficialismo, teniendo en cuenta el inmenso despliegue de recursos estatales desviados a la campaña reeleccionista.Pero debe observarse también que las mediciones fueron realizadas antes del “Zapata-gate”, que afecta seriamente a la imagen presidencial y que sin duda se traducirá en una pérdida significativa de puntos porcentuales para el partido de la perpetuación, sobre todo entre los indecisos.Igualmente, hay que poner atención a la persistencia de la categoría “voto secreto”, donde lo más probable es que se haya encriptado una parte del NO, por ciudadanos que temen revelar su opción para el referéndum.La vitalidad de la campaña del NO es evidente tanto en las redes sociales como en las calles, particularmente en el eje troncal, de la mano de plataformas ciudadanas que han movilizado a la juventud en defensa del pluralismo, la alternancia y la renovación de liderazgos. Algo que hace presuponer un futuro optimista para la democracia boliviana.El riesgo, ahora, estriba en las eventuales manipulaciones que puedan promoverse desde el partido de gobierno a la hora de la votación, contando con la pasividad de un Órgano Electoral dócil: desde el “levantamiento de muertos” hasta la clonación de votantes.Habrá que extremar precauciones en el control electoral, uniendo esfuerzos entre los distintos actores del NO para garantizar la transparencia del sufragio y el respeto a la voluntad popular…notishots@gmail.com