Correa: “La Pachamama pone a prueba al pueblo”

El presidente de Ecuador agradeció la ayuda de Bolivia en un acto en el que estuvo el mandatario Evo Morales, en Manta. Se entregaron 100 toneladas de ayuda.

 

Miércoles 27 de abril de 2016. Tarqui, Manabí, Ecuador.- El presidente Evo Morales junto a su homólogo Rafael Correa de Ecuador, visitan la zona de desastre por el terremoto. (Foto: Freddy Zarco, ABI)
CECILIA DORADO NAVA / EL DEBER DIGITAL

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, agradeció la ayuda boliviana y dijo que al parecer “la Pachamama está poniendo a prueba al pueblo ecuatoriano” con el sismo que golpeó a su país el 16 de abril.

Lo dijo en un acto organizado la tarde de hoy a propósito de la visita del presidente boliviano, Evo Morales, a ese país. Correa aseguró que pese al dolor que siente Ecuador, “saldremos adelante porque tenemos la voluntad de hacerlo”.

“Bolivia es un país de menor renta per cápita que el nuestro, pese a ello su solidaridad es increíble. Trajeron tres aviones de ayuda, más de 100 rescatistas con muchas muestras de profesionalismo y entrega”, expresó el mandatario.

“Estas pruebas tan duras las vamos a superar, pero la carga se hace más ligera cuando pueblos hermanos nos ayudan a cargarlas, como Bolivia y Colombia. En nombre de mi pueblo muchísimas gracias por la solidaridad del pueblo boliviano que da lo que necesita. Gracias por acompañarnos en estos momentos duros, por tu dignidad y de cariño a tu nación. Dios te pague por esto. Es inmensa la tragedia, pero aún mayor es la voluntad de nuestros pueblo”, le dijo Correa en el breve acto en la base de la Fuerza Aérea Ecuatoriana de la ciudad de Manta.

Morales estuvo acompañado del ministro de Defensa, Reymi Ferreira y de autoridades diplomáticas de Bolivia en Ecuador, con quienes recorrió Manta, uno de los lugares afectados por el terremoto.

El Gobierno boliviano envió tres aviones con 100 toneladas de ayuda humanitaria a Ecuador, 80 con el apoyo del estado y 20 recolectadas por la Embajada de Ecuador en Bolivia.

Morales expresa solidaridad con el pueblo ecuatoriano y compromete ayuda humanitaria

    La Paz y Manta, ECUADOR, 27 abr (ABI).- El presidente boliviano, Evo Morales, expresó el miércoles por la tarde a su colega Rafael Correa la solidaridad de su país tras el devastador terremoto que dejó más de 600 muertos y miles de heridos y comprometió toda la ayuda posible para ayudar a Ecuador a reponerse de la fatalidad originada por ese fenómeno geológico.

Tras entregar ayuda humanitaria y recorrer varias zonas asoladas por el sismo de 7,8 grados en la escala abierta de Richter, el Presidente indígena pidió a Dios y a la Madre Tierra que no se repitan ese tipo de sismos y abogó por tranquilidad y unidad para iniciar la reconstrucción de las zonas afectadas.

“He visto de cerca algunos lugares muy preocupantes, seguramente el día, las horas después del terremoto ya me imagino y por eso expresarle toda nuestra solidaridad del pueblo de Bolivia, siempre tratamos de acompañarlos cuando se presentan esta clase de problemas de temas climáticos”, remarcó el mandatario boliviano en un acto público junto a Correa, momentos antes de retornar a su país.

Morales dijo que hay mucha preocupación en los bolivianos y en la región por esa catástrofe y aseguró que Bolivia y Ecuador forman parte de una misma familia, “la familia más grande, parte de la Patria Grande”, y remarcó que su país y sus ciudadanos “siempre acompañaran” en esas circunstancias de pena y dolor.

“Nuevamente decirles mucha fuerza, mucha unidad, con unidad, con seguridad podemos superar esta clase de problemas. Sé que muchos presidentes no solamente de Sudamérica  sino del mundo acompañan al pueblo ecuatoriano gracias al liderazgo de nuestro hermano Presidente, para juntos trabajar y acompañar en los momentos difíciles que vive el pueblo ecuatoriano “, puntualizó.

Ecuador fue sacudido hace dos semanas por el mayor sismo registrado desde 1979 que dejó un saldo de más de 600 muertos y más de 2.500 heridos; según reportes oficiales, la intensidad fue de 7,8 grados en la escala abierta de Richter y afectó a la costa del Pacífico.