Más de 2 millones de bolivianos tienen Chagas

Esta enfermedad descubierta en América Latina hace más de 1.000 años es aún endémica. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este mal y cómo prevenirlo.

El Deber Digital

Pruebas rápida de Chagas Foto: IGOR RUIZ

Pese a que la data de la aparición del mal de Chagas es de más de mil años atrás, esta es una enfermedad aún endémica en América Latina. En Bolivia la cifra es alarmante, hay 2 millones de casos positivos y en el departamento de Santa Cruz, 600.000; de esta cantidad, solo 5.000 reciben tratamiento, según informa el Servicio Departamental de Salud.

La Organización Mundial de la Salud, en su informe de marzo, señala que en el mundo se han reportado entre 7 y 8 millones de personas con Chagas y la región predominante es América Latina, a donde se la descubrió en 1909 por el médico brasileño Carlos Ribeiro Justiniano Chagas. En su honor lleva el nombre.

Basados en el informe de marzo de la OMS, respondemos preguntas básicas que todos deberíamos saber sobre este mal.

¿Sabías que el Chagas es una enfermedad catalogada como ‘desatendida’?

Se les llama así a aquellos males que predominan en las poblaciones más pobres, ya sea en el área rural y urbano. El Chagas entra en esta categoría junto con el mal de rabia, el dengue y la lepra.

¿Cómo me infecto de Chagas?

La OMS indica que las formas frecuentes son la picadura de la vinchuca, así como por alimentos contaminados con el parásito, por ejemplo, por el contacto con sus heces u orina. Además, por la transfusión de sangre infectada, por la transmisión de la madre infectada a su hijo durante el embarazo o el parto, por el trasplante de órganos provenientes de una persona infectada y por accidentes de laboratorio.

¿Cómo saber si tengo Chagas?

La enfermedad se manifiesta en dos fases: la aguda y la crónica. La primera dura unos dos meses después de contraerse la infección, que es cuando circula una gran cantidad de parásitos por el torrente sanguíneo. En la mayoría de los casos no hay síntomas o si los hay, son leves.

En menos del 50% de las personas picadas por la vinchuca, un signo inicial característico puede ser una lesión cutánea o una hinchazón amoratada de un párpado. Además, el paciente puede presentar fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico.

Durante la fase crónica, los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardiaco y digestivo. Hasta un 30% de los pacientes sufren trastornos cardiacos y hasta un 10% presentan alteraciones digestivas (típicamente, agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas. Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita o insuficiencia cardiaca por la destrucción progresiva del músculo cardiaco.

¿Hay tratamiento?

Primero, para confirmar o descartar la enfermedad es necesario asistir al médico, quien ordenará exámenes de laboratorio. En caso de dar positivo, no se desespere, el Chagas se puede curar.

“La enfermedad de Chagas puede tratarse con benznidazol, y también con nifurtimox, que matan al parásito. Ambos medicamentos son eficaces casi al 100% para curar la enfermedad si se administran al comienzo de la infección en la etapa aguda, incluso en los casos de transmisión congénita. Sin embargo, su eficacia disminuye a medida que transcurre más tiempo desde el inicio de la infección”, dice la OMS.

¿Cómo se previene?

No hay vacuna contra la enfermedad. El método más eficaz para prevenirla es el control vectorial, es decir combatiendo a la vinchuca y controlando que la sangre donada, así como los órganos donados no sean de personas infectadas.

 

 

 

Categorías Vida