Estos son los errores que cometemos las mujeres al descubrir que un hombre nos engaña

Cuando nos enteramos que nuestra pareja nos ha engañado sentimos unaexplosión de sentimientos dentro de nosotras.Algunas comenzamos a idear formas de asesinarlo lentamente, y otras intentan repararlo (Ambas posturas están bien). Una lluvia de ideas, delirios y alucinaciones pasan por nuestra mente. ¡Basta!

Lo mejor es poner la mente en STOP y prestar atención a los 3 errores más comunes que cometemos las mujeres cuando nos enteramos que nos han engañado.

#1 Te conviertes en investigadora privada

%image_alt%



Cuando nos atormenta la sospecha del engaño comenzamos a buscar en todas partes la prueba para nuestra suposición. Estamos intentando probar algo bastante obvio, la relación que tenemos está seriamente dañada.Creo que no necesitas una prueba para saber que hay algo que no funciona, simplemente lo sientes, sabes que es así. Haciendo investigaciones lo único que consigues es hacerte daño, poco a poco sentirás que te estás volviendo loca. ¡No lo hagas, no lo mereces!

#2 “La culpa de esta infidelidad es de la otra”

%image_alt%

Todas sabemos que la mujer con la que te ha sido infiel es una maldita, de hecho no nos cae bien, pero ella no tiene la culpa. Tu pareja no te engañó porque fue secretamente seducido por alguien que lo obligó a ser infiel, te engañó porque así lo quiso, porque así es él.

Deja ir tu ira hacia la otra mujer, debes centrarte en el hecho de que tu pareja violó su compromiso contigo. Entiende: si no era con ella, iba a ser con otra persona.

#3 Intentas mantenerlo cerca

%image_alt%

Dejemos algo en claro, si un hombre engaña a su pareja es porque sus patrones de conducta son así, volverá a engañarte sin importar todas las promesas que pueda hacer. Por lo tanto, lo último que quieres (a menos que te guste que te engañen) es tenerlo cerca.

Por último, la infidelidad no es una reflexión de los dos. Él lo hizo, tú no tienes la culpa de nada, el problema es de él, NO TUYO.

La infidelidad es de las cosas más dolorosas que nos toca vivir cuando estamos en pareja, pero debes saber que no hay nada que puedas hacer para evitarlo. Perseguirlo a donde vaya no es una opción, tampoco lo es ponerte más delgada o mejorar en la cama. La infidelidad no depende de lo que eres o haces, es una conducta.

Fuente: www.vix.com