Indígenas denuncian que hay perforaciones en El Chepete


La empresa Geodata, contratada por el Gobierno, realiza el estudio a diseño final del proyecto hidroeléctrico El Bala que, según se estima, generará energía.

Juan Carlos Véliz M.  / La Paz

Indígenas que viven en el parque Madidi denunciaron  que la empresa Geodata, que realiza el estudio a diseño final del proyecto hidroeléctrico El Bala, ya  realiza los trabajos de perforación pese a que no hubo una consulta previa.



Valentín Luna, presidente de la mancomunidad de comunidades del río Beni y Quiquibey, informó ayer que en una inspección realizada en el estrecho de El Chepete se constató que «en ambos lados hay maquinarias perforando con diamantina.

«Nos hemos entrevistado también con los encargados de la empresa, tres ingenieros que están haciendo el  estudio a diseño final y que van a entregar a fines del año próximo, relató Luna.

El dirigente denunció que en la inspección que realizaron los indígenas encontraron caminos para maquinaria pesada y perforaciones a ambos lados del estrecho de El Chepete. A cada 10 metros están los lugares que van a perforar, bueno, pues, realmente están perforando, están moviendo las piedras, denunció.

El 17 de octubre, los pueblos indígenas que viven en el Madidi y que aprovechan los recursos naturales de ese parque declararon como sitios sagrados a los estrechos de El Bala y El Chepete, y dieron 72 horas al Gobierno para que retire la maquinaria.

No obstante, esa conminatoria no fue escuchada por el Gobierno y por la empresa Geodata.

Ahora las comunidades determinaron realizar una reunión de emergencia para tomar decisiones sobre los trabajos que se están realizando en El Chepete porque se vulnera el derecho a la consulta previa, libre e informada como establece la Constitución y el Convenio 169 de la OIT.

 En una reunión del consejo de caciques de la Organización del Pueblo Indígena Mosetén (OPIM) y la Organización de la Mujer Indígena Mosetén (OMIM), que se realizó en la comunidad de Iyo Pañi Ipiri, perteneciente a la Tierra Comunitaria de Origen Mosetén, rechazaron la construcción de las represas de El Bala y El Chepete.

En la resolución argumentan que «la empresa ENDE no ha brindado la información completa, adecuada y pertinente y «oculta información sobre los documentos de estudio de identificación y ficha ambiental que son públicos por ley.

También indican que aunque las autoridades  anunciaron que habrá consulta previa, ya está fuera de plazo.  «La construcción de las represas atenta contra la existencia del pueblo mosetén, ya que la inundación de la zona sería una catástrofe por la pérdida de nuestro territorio, advierten.

Para el ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, El Bala contribuirá a disminuir la emisión de dióxido de carbono, que produce el calentamiento global, tomando en cuenta que las hidroeléctricas producen 400 veces menos cantidad de gases de efecto invernadero  que las termoeléctricas, según cita la agencia ABI.

 «Hacia el año 2030 tenemos que reducir nuestra generación de energía eléctrica por termoeléctricas, que progresivamente irá bajando e iremos subiendo la generación basada en nuestras hidroeléctricas, solares y eólicas, incluyendo biomasa, dijo.

El  proyecto

  • Componentes  El proyecto hidroeléctrico El Bala está  localizado sobre el río Beni y tiene dos componentes: El Chepete, ubicado a 70 kilómetros aguas arriba de Rurrenabaque en la  provincia Franz Tamayo del departamento de La Paz y generará 3.251 MW, y el componente El Bala, ubicado en las proximidades del estrecho  de El Bala sobre el río Beni a 13,5 kilómetros aguas arriba de San Buenaventura y Rurrenabaque.


Fuente: paginasiete.bo