Advierten colapso en Tarija por estrategia de Brasil sobre el gas boliviano

Advierten colapso en Tarija por estrategia brasilera sobre el gas

Advierten colapso en Tarija por estrategia brasilera sobre el gas

El País eN  / TARIJAEl último reporte de YPFB Transporte sobre el gas nominado por Brasil ha puesto los pelos de punta a los gestores de presupuestos públicos. De los 30,5 millones de metros cúbicos diarios que puede pedir, apenas compró 12 en los primeros días de enero. El cálculo es precipitado. La fórmula del contrato GSA obliga a comprar 24 millones al día, pero los cálculos definitivos se realizan a final gestión sobre el global. Unos días se puede pedir menos y compensar más adelante.El propio ministro Luis Alberto Sánchez lo explicó en El Deber. “Ellos han decidido gastar el agua que tienen y seguramente de aquí a 30 o 45 días volverán a tomar las nominaciones anteriores. Sin embargo, Petrobras tiene la obligación de pagar por el mínimo establecido que es 24 millones de metros cúbicos día así tome menos gas. Los volúmenes faltantes serán devueltos posteriormente, incluso puede ser después de 2019, pero hay que hacer un balance con las autoridades”.Demasiados factores entran en juego en esta nueva relación entre el Gobierno boliviano y el brasilero post Dilma Rousseff y que condicionan y politizan cada movimiento.Entre los factores públicos se cuentan, a saber, que Bolivia y Brasil negocian un nuevo contrato de exportación en el que unos quieren ganar más y otros pagar menos; que Brasil atraviesa una fuerte crisis y el dólar está muy caro; que las empresas del cinturón industrial paulista siguen cerrando y que el desempleo crece en Brasil por lo que se enciende menos el aire acondicionado. Todo suma.Entre los factores menos públicos están las alianzas de Temer y Mauricio Macri, dispuestos a realinear la región con el norte, al menos hasta la irrupción de Donald Trump.También hay riesgos. La producción sigue rallando los 58 millones de metros cúbicos en el país, que cuadra mientras Bolivia consuma 10 (el record registrado por el Ministerio en 2016 fue de 15), Argentina los 20 que tienen en contrato y Brasil no pida sus 30. Un pico de demanda en junio, en pleno invierno, podría volver a dejar mal parado al Gobierno boliviano en una estrategia de desgaste que parece ya haber puesto en marcha el gabinete del argentino Mauricio Macri, que hasta en dos ocasiones culpó al Gobierno Morales de los problemas de provisión en 2016 y hasta aplicó multas en este sentido.Un problema de fondoEl asesor general de la Gobernación de Tarija, José Luis Gandarillas, advirtió del problema de fondo que se ha venido detectando en 2016 en paralelo a la crisis coyuntural de precios.  “Desde la pasada gestión hemos identificado el problema con los volúmenes, más allá de los precios que vienen de otras cuestiones del nivel internacional – señaló al tiempo de recordar que – No contamos con una información de nuestras reservas certificadas ni la capacidad para cumplir con los contratos firmados”Gandarillas también recordó que en varias ocasiones se ha hablado de la generación de nuevos mercados a sumar al de Argentina y Brasil, en constante inestabilidad y con proyectos a medio plazo, como el presal en aguas abiertas brasileras que ya ha empezado a dar gas natural o Vaca Muerta en Argentina, que ya ha superado los debates medioambientales del fracking, pero que sin embargo no se han logrado resultados.El dirigente cívico Daniel Zenteno, sobre la reducción de volúmenes, advirtió que a partir de abril se empezará a sentir en las  cuentas de la Gobernación el bajón considerable de ingresos.Parlamentarios exigen certificación de reservasEl diputado del Partido Demócrata Cristiano, Edgar Rendón, pidió al ministerio de Hidrocarburos cumplir con la Ley que exige una certificación de reservas anual hasta el 31 de marzo, al tiempo de demandar que se transparente el avance de la nueva Ley de Hidrocarburos.“La última actividad que hemos tenido en la ALP ha sido una interpelación a Luis Alberto Sánchez. El ministro ha dicho que no hay porque preocuparse porque tenemos (reservas) garantizadas para 15 años, pero la forma es certificar como manda la Ley”.