Tarija. El pánico y el rescate del bus Pilcomayo

El pánico y el rescate del bus 1204 CAY Pilcomayo Apenas recibieron la confirmación de la Policía sobre el accidente que sufrió el bus de la empresa Pilcomayo se activaron todos los protocolos de atención a emergencias y partieron al lugar tres ambulancias con todo el equipo completo.La reacción y organización del Servicio de Emergencias Médicas de Tarija (Semat) fue como nunca se había visto, de tal forma que no se perdió a ningún paciente que fue intervenido, contó el presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios “Caballeros de Fuego”, Fabricio Arzabe.El pasado martes, a las 18.00 aproximadamente un bus de la empresa Pilcomayo que se dirigía de Tarija hacia Cochabamba sufrió un vuelco en una curva de la Falda de la Queñua a causa del exceso de la velocidad con la que iba, llevaba 48 pasajeros, de los cuales 13 fallecieron y 32 quedaron heridos.Los hechosLa Policía fue la primera en llegar y, si bien habían recibido llamadas de auxilio desde el mismo lugar del accidente, luego de recibir la confirmación, supieron que había muchos heridos y que necesitaban más ambulancias, de esa manera partieron las dos con las que disponen, además de una tercera del Hospital Regional San Juan de Dios.Cuando llegaron aún estaban sacando a los heridos del bus, los uniformados empezaron a asignarles los más graves que fueron trasladados hasta el nosocomio, cada ambulancia hizo dos viajes y después de que ya no había más lesionados, retornaron para colaborar en la atención médica.Arzabe destacó la actuación de la Dirección Departamental de Tránsito y de la Unidad de Bomberos porque los primeros dejaron la vía expedita desde el lugar del hecho hasta el hospital, mientras que los segundos, a pesar de sus limitaciones, pudieron rescatar a todos los pasajeros.En el lugar del evento mismo, dada la cantidad de heridos que había, lo que correspondía era establecer un puesto médico avanzado, que es como una estación donde se tiene que atender  a los pacientes antes de trasladarlos a Emergencias, y realizar una selección rápida en base a criterios sencillos para determinar cuáles víctimas son las que están más graves y las que pueden tener mayor opción de salvarse.Pero no se hizo esto, porque la Policía sacaba los heridos y los mandaba directamente a la ambulancia. Ya en la sala de emergencias se hizo esa selección, se les hizo la estabilización, el tratamiento y se activaron todos los protocolos intrahospitalarios. Resaltó que todos los funcionarios del nosocomio actuaron como debían.“Dentro del hospital hubo una actuación como no sea visto en mucho tiempo y se refleja en la organización que hubo, no hubo caos, no hubo ni un fallecido, pese a la gravedad de las lesiones que con las que han llegado los pacientes”, resaltó.AtenciónEn un primer momento, tenían cuatro pacientes con heridas muy severas y que necesitaban atención inmediata en quirófano, no podían esperar más de media hora, porque sino morían y en ese momento sólo se tenía un quirófano listo, era imposible atenderlos. Pero nuevamente la reacción rápida de los profesionales hizo que se abrieran otros tres con todo el equipo completo, cirujanos, anestesistas, enfermeras y ayudantes y se los operó de manera simultánea.Entre las 20.00 de la noche y la 01.00 del día siguiente lograron solucionar todos los casos graves, realizaron ocho cirugías a esa hora simultáneamente, “la respuesta del hospital ha sido, desde nuestro punto de vista, la mejor en mucho tiempo y eso ha significado que menos personas mueran en este accidente”.Además, las lesiones eran muy severas, como pocas veces, eran sobre todo por amputaciones, traumáticas, por arrancamiento, perder un miembro de esta manera genera mucha merma de tejido, de sangre, de líquidos y eso puede producir la muerte en muy pocos minutos. Todas las lesiones eran de ese tipo, la mayoría de miembros superiores y de  tórax, casi ninguna de la cintura para abajo.“Se nota que el mecanismo de trauma ha sido muy particular, no ha sido lo que normalmente vemos en los accidentes, generalmente hay mucha contusión, lesiones de columna, de cerebro, de miembros, pero en este caso hemos visto muchas lesiones cortantes, lacerantes y por arrancamiento, eso le ha dado la gravedad. Normalmente no estamos acostumbrados a ver tanto herido grave en tan poco tiempo”, detalló.El País eN / Tarija / Roberto Patiño