Dolorosa tragedia venezolana

Hernán Maldonado*El socialismo del Siglo XXI muestra su peor cara estos días en Venezuela con un grupo de herederos del sátrapa Hugo Chávez, reacios a dejar el poder, porque temen enfrentarse a graves cargos por narcotráfico y brutales abusos contra los derechos humanos.Nicolás Maduro denuncia que enfrenta un Golpe de Estado alentado por Estados Unidos, cuando la verdad es que él y su pandilla se pasaron por el forro la Constitución Nacional al quitarle todos los poderes a la Asamblea Nacional, mayoritariamente opositora por voluntad del pueblo expresada en las elecciones del 6 de diciembre del 2015.Y no solo eso, sino que incumplieron los acuerdos mediados por el Vaticano a fines del año pasado, al no liberar a decenas de presos políticos. Peor aún, cancelaron las elecciones regionales para elegir gobernadores y alcaldes, lo mismo que el referendo revocatorio presidencial.El jueves el terrorismo islamista mató a un policía en París y dejó heridos a otros dos y la TV y radio venezolanas informaron con detalle el hecho, pero ninguna aludió a la brutal represión de las hordas chavistas a decenas de miles de manifestantes en las principales ciudades de Venezuela.Ese el tamaño de la censura a los medios, muy prestos para encadenarse y transmitir las mentiras del régimen. Mientras morían 3 venezolanos, resultaron heridos dos centenares y casi un millar de detenidos, los medios en la Venezuela “socialista” transmitían comiquitas, novelas o recetas de cocina.Si no fuera por las redes sociales como Tweeter y Facebook, el mundo no sabría de la criminal represión contra manifestaciones pacíficas. En estas horas toman vital importancia los “reporteros ciudadanos” que filman a las hordas chavistas que se ensañan contra los manifestantes. Muchos de esos vídeos son transmitidos para el mundo por cadenas como TNT24 de Colombia y CNN, expulsadas por la dictadura.¿Hasta cuándo se producirán las protestas? Esta la gran pregunta. Hay líderes como María Corina Machado que pide se mantengan hasta la salida del régimen de Maduro. Otros más blandengues, como Manuel Rosales y Henri Falcón creen que cesarán si Maduro (como lo está insinuando ya) convoca a las suspendidas elecciones regionales.¿Ir a elecciones con el mismo gobierno de pillos que tiene en sus manos el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia? Sería tremendo error y una traición a los 6 millones de venezolanos que el 19 de abril salieron a las calles a protestar contra la dictadura narco-corrupta, que los tiene sin alimentos, medicinas y con una inseguridad colosal.La dirigencia opositora determinó una pausa para este fin de semana en las marchas gigantescas (algunos creen que es un error). Este viernes habrá protestas en los barrios. El sábado una gran marcha del silencio en homenaje a los caídos desde que empezaron las protestas (ya suman 9) y el lunes un “plantón nacional”, una especie de huelga general movilizada.Ese el plan de los líderes, pero la gente tiene otra opinión y se comprueba todas las noches con cacerolazos espontáneos y llameantes barricadas no solo en Caracas (hasta en urbanizaciones que antes eran bastiones chavistas, como Petare y El Valle) sino en el interior del país. Es lo más parecido a una guerra de desgaste del aparato represivo. Así las cosas, nadie podría vaticinar qué es lo que pasará en Venezuela en los próximos días. Amanecerá y veremos.*Periodista. Ex UPI, EFE, dpa, CNN, El Nuevo Herald. Por 43 años fue corresponsal de ANF de Bolivia.El Diario – La Paz