Oriente no puede con Cuenca y se complica

El equipo refinero no pudo lograr el triunfo ante Deportivo Cuenca (1-1). Los refineros necesitan de un triunfo en la revancha para seguir soñando en la Copa Sudamericana. La vuelta será el 1 de junio.
SUDAMERICANA

Oriente Petrolero no pudo derrotar a Deportivo Cuenca en el partido de ida disputado esta noche en el estadio Tahuichi, por la Copa Sudamericana, y con el 1-1 la balanza se inclina más a favor del equipo ecuatoriano que con solo empatar sin goles en la revancha avanzará a la segunda fase.  

Lo poco que dejó ver el equipo de Eduardo Villegas no alcanzó. Por momentos hubo buenos chispazos pero sin profundidad, ante un rival que vino por un buen resultado y finalmente consiguió su objetivo.



Bien Oriente desde el inicio del partido, con mucha movilidad en el medio campo y la dupla Freitas-Meza en el ataque generando peligro. En la defensa Mostasilla se mostró seguro en el juego aéreo, mientras que Óscar Ribera fue una constante salida por el carril derecho. Alan Mercado estuvo atento por la otra banda, marcando, que era su principal misión, y por momentos también lanzado al ataque.

En la mejor jugada hasta la media hora de juego, Meza estuvo muy cerca de abrir el marcador con un zurdazo a ras de piso, pero el arquero ecuatoriano estuvo atento para contener el balón sin problemas.

Los hinchas apenas se habían quedado con la imagen de esa jugada, cuando a los 33 minutos un fallido remate cruzado de Azogue encontró bien parado a Freitas para vencer al arquero Hamilton Piedra, que no llegó a interceptar el balón pese a su lenta reacción.

Juan Villota, que jugaba su primer partido de titular, se asoció a Lizio por el ala izquierda y entre los dos se encargaron de darle claridad al juego de Oriente, que sin ser claramente superior a Deportivo Cuenca se puso arriba en el marcador porque fue más efectivo. El equipo visitante jugó a controlar el juego del local y, salvo un par de llegadas sin peligro al arco de Viscarra, no generó mayor preocupación.

En el segundo tiempo, el gol de Juan Dinenno (47′) mandó por la borda todo lo bueno que había hecho Oriente al principio. Un mal despeje del arquero Viscarra terminó en el empate del delantero argentino. La pelota dio en el travesaño antes de meterse en el arco local.

A Oriente le costó asimilar ese gol tempranero y la desconfianza hizo presa a varios. Deportivo Cuenca sacó provecho a ese nerviosismo albiverde y con su fútbol pausado pero seguro comenzó a poner a buen recaudo un resultado que lo puede llevar a una segunda fase en casa, cuando se vuelvan a enfrentar el 1 de junio.

Oriente no encontró el camino de la reacción y se fue quedando poco a poco porque no tuvo armas ofensivas para aspirar a más. El ingreso de Moisés Villarroel por el colombiano Villota no cambió  nada porque el juvenil entró frío y cuando el partido parecía resuelto.

Al final, el empate dejó mal parado al equipo de Eduardo Villegas, ante un rival que sin mostrar gran cosa se fue del estadio Tahuichi con un punto importante como premio y que con un 0-0 en la vuelta sellará su clasificación y se habrá asegurado los $us 300.000 que entrega la Conmebol al que avanza en esta llave.

No está nada dicho aún porque el fútbol es impredecible, pero con lo que mostró esta noche Oriente será muy difícil que le alcance para seguir soñando en esta Copa Sudamericana. 

 

 

Fuente: diez.bo