10 tips para una casa con mascotas

Las mascotas son un miembro más de la familia, y con pasos muy sencillos podemos hacer que ellas se sientan tan cómodas en casa como nosotros. Si nuestras mascotas están felices, nosotros también, y todo contribuye a un hogar más luminoso y saludable.

1- ¿Estás por mudarte? Podés buscar la casa ideal para vos y también para tus mascotas.Lo que ellas necesitan es espacio, y de ser posible un lindo patio. No es un requisito tan especial, ya que toda la familia disfruta de esas ventajas, así que no cuesta nada tenerlo en cuenta cuando buscamos una nueva casa.

2- ¿Tienes un cachorro? Las necesidades de una pequeña mascota no son las mismas luego de que crecen, así que siempre es bueno pensar a largo plazo antes de adquirir un perrito o gatito. Por ejemplo los perros grandes necesitan espacios amplios, tener un jardín o saber que tendremos un paseador profesional responsable con quien contar siempre es útil.

3- ¿Qué tipo de piso es más recomendable? Por supuesto que las mascotas se desenvuelven igual de bien en cualquier tipo de piso. Pero si estás en condiciones de cambiarlo o de elegir, ¿nunca notaste esos perros que resbalan al tratar de salir corriendo dentro de casa? para evitar rayaduras y que ellos mismos se lastimen, un piso de madera dura a prueba de arañazos es lo más recomendable en este tipo de casos.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

 

4- ¿Tienen su propia puerta? Es muy común ver en la puerta de una casa con mascotas, una pequeña abertura para que ellos puedan entrar y salir cuando gusten, algunos la usan en la puerta trasera y otros en la puerta de calle. Esta siempre es una buena elección, excepto cuando tu puerta de calle da directamente a una avenida concurrida y con tráfico. Si pensás instalar una pequeña abertura para tu mascota en la puerta, hay que tener en cuenta ese último detalle.

5- Asegúrese de que su mascota siempre coma en su lugar, que tenga su plato y su rincón, que adquiera el hábito de alimentarse allí. Así vas a estar seguro de que no comen nada que no les corresponda y la casa también se mantiene más limpia.

6- ¿Sabías que hay muchos artículos en tu casa que podrían ser peligrosos para tu mascota? Una cosa simple como el hilo, productos de control de insectos, medicamentos destinados a los seres humanos, o pequeños objetos de decoración casera que potencialmente pueden ahogar a tu amigo de cuatro patas, representan un peligro. Asegurate de que no estén a su alcance nunca, guardalos en un lugar seguro.

 

7- ¿Hay un kit de emergencia sanitaria en tu casa? Si no lo hay, deberías tenerlo. Y si lo hay debe contemplar también a tu mascota. Lo mejor es tener dos, uno para humanos y otro para mascotas. En el segundo debe estar el número del veterinario, los productos que usa frecuentemente (collar, antiparasitarios, correas, artículos de su higiene), y sus medicinas en caso de que las esté tomando por alguna razón.

8- La habitación segura: Es bueno que nuestra mascota se acostumbre a estar en una habitación específica en los caso en que tenemos visitas y el animal aún no está acostumbrado a moverse en un entorno tan poblado de extraños. Eso solo para etapas de adaptación, por supuesto lo ideal es que aprenda a comportarse, y una buena idea es entrenarlo con profesionales.

9- El secreto de la manta y el rascador: En el caso de algunos perros que dejan su pelo por todas partes, a veces el problema se soluciona fácilmente colocando una manta sobre su sofá preferido, y así no dejará pelos en el mueble. Lo ideal es que se acostumbre a usar la manta en otro lado que no sea aquellos que usan los humanos.

Y en el caso de los gatos, algunos tienden a afilarse las uñas en los muebles, estropeándolos. La solución difícil es cortarle las uñas de manera periódica (no todos se dejan), la más sencilla es comprar en cualquier petshop un rascador, o simplemente colocar una caja de cartón cerca. Los gatos aman las cajas.

10- ¿Y el pelo de los gatos? Ellos cambian su pelaje en ciertas épocas, y también desprenden más o menos pelaje dependiendo de su alimentación, de la raza y de su edad. Consulta al veterinario sobre estos detalles, y usa una aspiradora de mano exclusivamente para sacar los pelos de gato de los muebles. Ayuda también una tela húmeda o velcro.

Estos simples consejos puestos en práctica te van a ayudar a adoptar una rutina saludable y también mantener a tu mascota segura, cómoda y feliz.