La cadena alimenticia Burger King estrena su propia criptomoneda en Rusia. Se llama WhopperCoin, y los usuarios podrán hacerse con una de ellas por cada rublo que gasten en la cadena alimenticia.

Una vez reunidos 1.700 WhopperCoins (equivalente a 1.700 rublos y unos 25 euros), el cliente podrá obtener una Whopper a cambio. Y lo mejor de todo es que, a través de una aplicación móvil, los usuarios podrán guardar, intercambiar e incluso negociar sus WhopperCoins con otros usuarios. Como si de una moneda estándar se tratase.

Burger King ha generado ya alrededor de un billón de WhopperCoins para sus clientes. Todo ello servirá como base para este nuevo y peculiar programa de fidelización, en el que Burger King y la empresa “Waves” serán quienes controlen el negocio.

Las criptomonedas y la tecnología Blockchain son una de las principales tendencias de esta década. El valor del Bitcoin, una de las más populares, ha ascendido exponencialmente durante los últimos años, oscilando ya valores próximos a los 4.000 euros.

Fuente: https://hipertextual.com