Detienen a hijos de Pilar Chacón, la mujer que fue velada viva y murió 6 días después

En La Paz, Carmen del Pilar Chacón Coca falleció ayer. Sus amigas hicieron los trámites en la morgue ante ausencia de los familiares, pues cuatro de ellos están presos.

Mujer que fue velada viva murió seis días después

Dos de los cuatro familiares de la anciana se encuentran detenidos en la capital paceñaEl Deber / Berthy Vaca JustinianoSeis días después de haber sido velada por sus familiares en una funeraria estando aún con signos vitales y, luego de que un servicio de emergencia la rescatara para tratar de reanimarla, Carmen del Pilar Chacón Coca (64) murió ayer en el hospital del Tórax de La Paz, dejando para la controversia el accionar de sus hijos y cinco personas detenidas en cárceles paceñas por su caso.El 1 de agosto, Claudia Alejandra Barrios Chacón, acompañada de su esposo, Daniel Mauricio Terrazas Valderrama, solicitó el alta médica de su madre Carmen del Pilar de un hospital no por haberse mejorado de su cuadro de neumonía agravado por la diabetes sino para esperar que muriera por su deteriorado estado de salud y, para tal efecto, la llevaron a una funeraria, donde pasó la noche en una fría loza apenas cubierta por una manta.Escarlet Ticona, una de sus amigas, fue al velorio y notó que la anciana convulsionaba frente a la presunta indolencia de sus familiares; avisó a la Policía, cuya unidad de Bomberos la auxilió y la llevó al hospital, donde tuvo una leve mejoría.Condenada a la soledadCarmen del Pilar murió cerca de las 10:00 sin presencia de los suyos. Algunas de sus amigas hicieron los trámites para retirar el cuerpo y pidieron ayuda para buscar un lugar donde velarla.“Lamentablemente ha muerto, ahora no hay nadie, estamos correteando las amigas. No tenemos dónde llevarla; quisiéramos que la fraternidad 3 de Mayo o los X del Gran Poder  (donde ella bailaba) nos ayuden. Yo pido a la Policía que no metan preso a su hermano menor, Federico Chacón Coca, que se quedó a dormir varias veces. El jueves yo me opuse a su detención porque nosotros, como amigas, no podíamos firmar nada y queríamos la atención inmediata para salvarla, pero no se pudo”, dijo Dora Coronado.Un juez mandó a la cárcel a Claudia A. y Joaquín  Barrios Chacón (hijos), a Daniel Terrazas Valderrama (yerno), a Silvia C. Valdivieso Beltrán (parienta) y a Antonio Chirinos, dueño de la funeraria, por el delito de tentativa de feminicidio. Ahora la imputación puede cambiar.

Fallece Pilar Chacón, la mujer que aún estando con vida fue llevada a una funeraria

Su deceso fue confirmado por su hermano, quien dijo que estuvo con ella hasta el último momento. Chacón había sido sacada de un hospital para ser dejada con vida en una funeraria.Carmen del Pilar Chacón con el traje de la fraternidad en la que bailaba. Foto: RRSSCarmen del Pilar Chacón con el traje de la fraternidad en la que bailaba. Foto: RRSSLa Razón Digital / Alejandra Sánchez Bustamante / La PazLa mañana de este lunes, aproximadamente a las 09.00, a causa de una infección generalizada falleció en el Instituto Nacional del Tórax Carmen del Pilar Chacón, la mujer de 62 años que el 1 de agosto fue retirada con vida de un hospital y ese mismo día fue dejada por sus familiares en la habitación de una funeraria del barrio de Miraflores, en La Paz, a la espera de su muerte.Su deceso fue confirmado por su hermano, Federico Chacón, quien aseguró que estuvo presente junto a su familiar hasta el último momento. «He estado con ella hasta el último momento que estuvo con vida en el  Hospìtal de Clínicas y ahora también quiero estar hasta el último momento para su entierro», dijo en declaraciones a la red UNO.Confirmó además que fue convocado por las autoridades que investigan el caso para que preste declaraciones, ya que él fue una de las personas que solicitó el alta médica para Chacón, tras lo cual fue llevada a la funeraria, donde una amiga la encontró con vida cuando había sido depositada en una mesa de formolización.»En su momento, yo voluntariamente me voy a presentar  a la Fiscalía», dijo.Escarly Ticona, abogada y amiga de la víctima, fue quien denunció a la Policía que a Chacón la habían llevado a las instalaciones de una funeraria, aún con vida, y a la espera de que muriera. “Me llegó un mensaje a mi celular y me indicaron que ya no estaba en el hospital, sino en la funeraria”, relató en un contacto con La Razón Digital el pasado jueves 3 de agosto.“La señora Carmen se encontraba con vida y estaba encima una mesa de formolización tapada con una frazada. Me acerqué a ella junto a dos amigas más, hablamos con ella e incluso derramó una lagrima”, contó la testigo.Desde el Hospital del Tórax se informó que dos de sus hijos y dos familiares firmaron el 1 de agosto el pedido de alta, tras lo cual fue trasladada a la funeraria.El mismo día, la Policía aprehendió a Claudia Alejandra B. Ch. y Daniel Mauricio T.V., hija y yerno de la mujer, además de Silvia Cecilia B.B., que sería familiar, y Freddy Ch. quien sería el administrador de la funeraria y que posteriormente fue liberado.El viernes 4 de agosto la juez Tercero Anticorrupción y de Materia contra la Violencia hacia las Mujeres, Claudia Castro, ordenó la detención preventiva para los tres familiares implicados del intento de feminicidio en el caso de Carmen del Pilar Chacón.



Carmen Chacón es velada por la familia que escogió en vida

Sus amigas relatan que la mujer se preocupaba por sus dos hijos, que ahora están detenidos. La mujer será sepultada hoy en el Cementerio General.La fraterna fue velada por sus amigas. Víctor Gutiérrez / Página SietePágina Siete / Wendy Pinto  / La PazA las 9:45 de ayer el corazón de Carmen Chacón dejó de latir. Su cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital de Clínicas para que le realicen la autopsia. En el transcurso sus amigos, cual si fueran dolientes sanguíneos, lloraban su partida y fue velada por la familia que ella escogió en vida: sus amigos.»Carmencita, mamita ahora descansas en paz, ya no vas a sufrir, estás al lado de Dios. Te vamos a extrañar”, dijo una de sus amigas al pie de su ataúd. Después mirando hacia sus amigas se dirigió a darles el pésame.Entre ellas se miraban y se lamentaban por el sufrimiento que atravesó doña Carmen.Los miembros de la fraternidad Morenos 3 de Mayo, en la que  bailaba, recaudaron dinero para pagar -en un principio- los medicamentos de Carmen, después de que sus hijos la llevaron a una funeraria en estado de coma a la espera de su muerte.Ayer utilizaron el dinero para pagar los gastos de su velorio, que asciende a 5.500 bolivianos.El único familiar que  hizo todos los trámites fue su hermano menor Federico Chacón, quien entre sollozos relató que Carmen lo crió desde niño. «Ella siempre fue buena conmigo, me crió como una madre, siempre estaba pendiente de mí. Era alegre, feliz, buena, llena de vida, muy colaboradora”.imagenLa amiga que rescató a Carmen de la funeraria Los Angeles, Escarley Ticona, llegó a las 20:00  vestida de negro.»Me siento triste por la partida de mi amiga, al mismo tiempo conforme porque dejó de existir de forma digna y atendida por médicos” afirmó.Otra de sus amigas de la fraternidad y vecina de su zona, San Pedro, la describió como una mujer alegre, tranquila y que no le gustaba los problemas. «La última vez que la vi estaba delgada, no era la misma, le recomendé que no coma helado y me dijo que le deje comer ese último gustito, ahora ya no está”, afirmó.Doña Carmen dejó en la orfandad a su pequeño perro Lucas, quien la acompañaba a todo lado y no le dejaba salir con sus amigas cuando venían por ella. Asimismo, su negocio de repuestos de vehículos junto a todo el capital acumulado en vida. Sus amigas dicen que el dueño del edificio, donde estaba su negocio, le prometió la tienda más grande, iban a challarlo entre todas.Natalia Jurado otra de sus amigas más cercanas lloraba por la ausencia de Carmen, a quien conoció hace 10 años.»Se fue mi amiga, tanto ha sufrido. Mimaba mucho a sus hijos Claudia y Gonzalo, el demonio les ha debido entrar en ese momento que han actuado tan mal”, lamentaba la mujer.Durante esos seis días sus amigos gastaron entre 1.500 y 3.500 bolivianos por día para sus medicinas. Según las cuentas de los fraternos reunieron casi 10.000 bolivianos, el resto se destinó para el velorio y el sepelio.Para llevarla a su última morada tuvieron que comprarle ropa nueva, porque su departamento está precintado y no podían sacar nada de sus roperos.Los colores rosado, fucsia y rojo eran los favoritos de doña Carmen y estaba vestida así en su ataúd café.Sus amigas de la promoción 1975 del Liceo Bolivia oraron por ella, pidieron por su alma e indicaron que ellas no son nadie para juzgar, que esa es tarea de Dios y lo único que pidieron es que ella esté en un lugar mejor.La familia que Carmen escogió cuenta que para la fecha de su cumpleaños, 14 de julio de 1953, doña Carmen nunca se quedaba en la ciudad,  viajaba a Luribay y la pasaba bailando morenada.  Ahora  piden  justicia para ella porque la hicieron sufrir.»Exigimos justicia, han sido 18 horas de sufrimiento, muchos pedimos un minuto con nuestros seres queridos, pero ellos han tratado de apresurar la muerte de su propia madre, eso no tiene nombre”, dijo Ticona.Flores con crespones negros acompañaban el ataúd, que hoy será trasladado al Cementerio General a las 16:00, aunque aún no se conoce la ubicación del nicho. Los amigos decidían que éste sea en el tercer piso y no en el suelo ni en la parte de arriba. Irónicamente, Carmen se veló ayer en la funeraria San Marcos, frente a la funeraria Los Ángeles, donde sus hijos la depositaron.