Elevada mortandad materna en Cochabamba

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) trabaja en políticas para reducir los casos de mortandad materna.

Las hemorragias, hipertensión en el embarazo, aborto, cáncer y accidentes de tránsito son los principales factores por los que las mujeres pierden la vida en el departamento de Cochabamba.



Actualmente, Cochabamba se encuentra en primer lugar a nivel nacional en registrar muertes de mujeres a momento de dar a luz. Esta gestión se tiene nueve casos y 23 de la gestión 2016.

Ante ello el Sedes, organizó el taller de Sensibilización para el Abastecimiento Oportuno de Insumos como medicamentos para la Reducción de la Mortalidad Materna.

El encuentro se llevó adelante ayer con la participación de todas las instituciones responsables del abastecimiento de insumos a los centros de salud y hospitales.

Según el jefe de la Unidad de Servicios del Sedes, Juan Carlos Aizama, se trabajaron estrategias para el abastecimiento de medicamentos y combatir las causas de muertes, en el mejoramiento de una red funcional de establecimientos en salud, que responda de una manera inmediata y efectiva a estas emergencias.

“Se están tratando estrategias para el abastecimiento de medicamentos y con ello combatir las diferentes causas de muerte, las principales causas de muerte materna de acuerdo un estudio son hemorragias a nivel de salud como a nivel domiciliario”, indicó Aizama.

Los datos estadísticos reflejan que Cochabamba lidera los casos de mortalidad, seguida de Santa Cruz y La Paz.

Las muertes de las mujeres a momento de dar a luz se registran especialmente en el área rural.

“En muchos casos las mujeres prefieren dar a luz en sus domicilios donde son atendidas, por lo general, por médicos naturistas o parteros, pero también se han producido muertes en algunos centros de salud. Dentro el área rural hemos visto nomás que se debe tomar en cuenta a los médicos tradicionales y capacitar para que puedan detectar situaciones críticas”, señaló la autoridad.

Las autoridades en salud también están preocupadas en los casos de aborto que se registran en el departamento, especialmente, entre las adolescentes.

Abortos

El responsable de la Unidad Reproductiva Sexual del Sedes, Álvaro Avilés, informó que la gestión pasada se atendió 550 casos de aborto entre provocados y no provocados, del total el 30 por ciento corresponde a mujeres jóvenes de 14 a 21 años.

“Generalmente llegan muy mal a los centros de salud y hospitales, en muchos casos por haberse provocado hemorragias, lo que deriva en la muerte de la persona”, señaló Avilés.

Una de las preocupaciones que tienen las autoridades en salud es la falta de control de los lugares clandestinos donde se practican los abortos.

Este tipo de prácticas representa una grave amenaza para las mujeres por la falta de condiciones de seguridad. Las mujeres llegan luego a los centros con complicaciones y secuelas difíciles de revertir.

Fuente: lostiempos.com